Tecnología y Social Media 


¿Ponemos precio al bit?

Internet es probablemente la red más abierta que hemos tenido nunca. Tenemos que mantenerla” (Obama, noviembre de 2007). Es  importante que una persona con carisma y líder mundial diga estas palabras que todos tenemos en la cabeza porque magnifica la frase y la hace más significativa.

Cuando hablamos de neutralidad de la red estamos hablando de libertad, y ese es un principio que siempre debemos mantener. La red libre dispone de carreteras por donde circulan los bits y no debe impedirse esta circulación en ningún tramo o marcar peajes para aquellos que quieran ir más rápido.

¿Cómo se pueden marcar estos peajes? o ¿cómo podemos impedirlos?

Eso nos conduce a ponerle precio al bit.

bits_and_bytesDesde el punto de vista tecnológico un bit es siempre igual, se transmite de la misma forma y tiene la misma relevancia sea cual sea el contenido que represente, imagen, sonido o dato. Y aquí es donde surge la polémica.

Cierto es que para ver una película online se necesita más ancho de banda que para la transmisión de otros datos y eso necesita de una infraestructura más cara.

Ese es el momento en el que intervienen las empresas de telecomunicaciones alegando sus inversiones en el despliegue de la red.

Aunque realmente les debemos  a los proveedores el diseño de la red  y sus inversiones en medios de comunicación más eficientes, véase el cambio a fibra óptica y al mejora física en los nodos de la red, nunca debemos abandonar el principio de libertad. Este principio está secundado en no poner precio al bit.

Supongamos que te ofrecen una autopista de alta velocidad para ver una película online a un determinado coste, en ese momento quedaríamos expuestos al mercado libre del bit y por tanto pondríamos a la red en peligro de perder la libertad.

Desde el momento que tenemos autopistas de peaje tendremos caminos rurales. Se produciría una discriminación por contenidos.

Esto también daría pie a dejar el control de Internet en manos de los poderosos y traicionaría la neutralidad de la red.

Un defensor de la neutralidad, el conocido autor Enrique Dans, lo explica con las siguientes palabras:

El tráfico de datos recibido o generado en Internet no debe ser manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquiera otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se trata como una comunicación privada, y únicamente podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido bajo mandato judicial, como correspondencia privada que es en realidad.

Un bit es un bit, transporte lo que transporte, siempre debe tener el mismo precio y nunca debe ser manipulado, mucho menos analizado (salvo exigencias legales).

No perdamos nunca la neutralidad de la red, es la libertad lo que está en juego.

Vía| Lola Parra

Imágenes| pijamasurf,prateekvjoshi

RELACIONADOS