Economía y Empresa, Finanzas 


¿Políticas de demanda o políticas de oferta? El dilema de cómo salir de la crisis (I)

La actual crisis financiera y económica ha resucitado un viejo debate que surgió durante la primera  mitad del siglo XX y, que ha condicionado las decisiones en política económica de los gobiernos occidentales durante las últimas décadas: la disyuntiva entre políticas de demanda y de oferta. Ambas tienen como principales objetivos macroeconómicos el crecimiento sostenido de la economía, el pleno empleo y la estabilidad de precios, aunque difieren sustancialmente en el modo de conseguir estos objetivos.

Durante esta serie de artículos describiremos las características principales de estas políticas a través de sus dos figuras más representativas, John Maynard Keynes y Friedrich A. Hayek. Analizaremos también como estas dos corrientes confrontadas influyen, actualmente, en el debate de cómo salir de la crisis.

El keynesianismo y las políticas de demanda

Las políticas de demanda se centran en la creación de riqueza a partir de las políticas de estímulo fiscal, basadas esencialmente en el gasto público, uno de los componentes de la demanda agregada. A través de una dinámica llamada el multiplicador de la demanda, el incremento de gasto público inicia un ciclo expansivo que aumenta la inversión, ya que el gasto del gobierno genera confianza en los inversores; éstos actúan movidos por el instinto animal (“animal spirits”), el componente irracional que influye sobre la evolución de los mercados.

En este contexto de confianza empresarial, derivado de las políticas de estímulo, se generan las condiciones adecuadas para la creación de empleo, hecho que impulsa el consumo debido al aumento del poder adquisitivo de los trabajadores.  Otras medidas de estímulo fiscal que incrementan la demanda agregada son la bajada de impuestos o la reducción del tipo de interés, que permite pedir dinero prestado más fácilmente y, por tanto, estimula la inversión y el consumo privado.

En conclusión: el motor de la economía es la demanda y la salida de la recesión, como la que estamos viviendo ahora, pasa por aplicar medidas de estímulo fiscal.

¿Políticas de demanda o políticas de oferta? El dilema de cómo salir de la crisis (I)

El economista inglés John Maynard Keynes, principal teórico de las políticas de demanda

Las políticas de demanda pioneras fueron aplicadas por el presidente norteamericano F.D. Roosvelt en los años 30 para intentar paliar los efectos recesivos de la Gran Depresión. El arquitecto teórico de estas medidas, sin embargo, fue el economista inglés John Maynard Keynes (Cambridge, 1883 – East Sussex, 1946), que revolucionó el panorama académico de la época con unos principios que chocaban frontalmente con la teoría económica clásica.

El principal argumento de Keynes es que, si el estado no regula los mercados de algún modo, se generan excesos de oferta, que derivan en episodios deflacionarios (bajada general del nivel de precios, ergo empobrecimiento del consumidor) y en un elevado nivel de paro, como sucedió durante la Gran Depresión. Frente a estos postulados Keynes anteponía la regulación estatal, el pacto social entre los agentes económicos (sindicatos, estado y empresas) y un sentido más colectivo de la vida económica, que de hecho son las bases del estado del bienestar.

Por todo ello, el keynesianismo se erigió como la teoría económica triunfante después de la Segunda Guerra Mundial.

En el próximo artículo describiremos las políticas de oferta, que triunfaron a partir de los años 80, y veremos cómo se contraponen a las anteriormente descritas.

 

Vía | Reason.com

Imagen | John Maynard Keynes , Euro Financial 

Más información| BBC; Enciclopedia de Economía

En QAH | Aprender con la crisis: el Sistema Monetario Internacional

RELACIONADOS