Jurídico 


¿Podrían celebrarse unas terceras Elecciones Generales en España?

Las pasadas elecciones ( el 26J) se producía un hecho histórico en la historia de la democracia española. Era la primera vez en nuestra breve pero intensa democracia en la que se celebraban elecciones generales por segunda vez consecutiva tras no alcanzarse la confianza exigida por la Ley en las Cámaras.

Teniendo en cuenta los todavía abiertos e inciertos resultados( recordemos que ningún partido ha obtenido la mayoría absoluta y todos están abocados a pactar y negociar para llegar a buen puerto), el panorama político queda abierto. Se nos plantea el hipotético caso de que si finalmente no prosperaran los pactos y acuerdos de los respectivos partidos, y con ello la imposibilidad de formar Gobierno, pudiéramos estar abocados a unas terceras elecciones. Cuestión ésta indeseable y desafortunada, pero que abriría nuevas incógnitas jurídicas. ¿Podríamos estar en un auténtico día de la marmota en un bucle repetitivo en el tiempo? ¿Sería posible legalmente unas terceras elecciones? ¿Hay alguna cláusula constitucional de cierre que permita dar una solución legal a esta situación insostenible? ¿ cuál es la regulación legal en esta materia?.

Son interrogantes que en Qué Aprendemos Hoy hemos querido despejar analizando el marco jurídico vigente.

.- el panorama político actual tras las elecciones del 26 J

Al lector la cuestión no le es desconocida ( pues pensemos que las elecciones del 20 D todavía están recientes en el tiempo y entonces se debatió y mucho el panorama político y las soluciones jurídicas ante tan inciertos resultados).Tras el 26J , y antes de que comiencen las negociaciones y con ello el inicio de un particular juego de tronos , hemos querido saber qué ocurriría en el caso de que las negociaciones no prosperaran. Queremos saber si podríamos estar ante ,de nuevo, otro hecho histórico y  si legalmente sería posible unas terceras elecciones. No nos planteamos si es deseable ( sería perjudicial para todos y desde todos los puntos de vista ) sino si sería posible y legal desde el punto de vista jurídico.

El proceso de investidura del Presidente del Gobierno se encuentra regulado en el artículo 99 de nuestra Carta Magna, la Constitución Española ( y desarrollada reglamentariamente por el Reglamento de las Cámaras) pero nuestra norma legal no específica nada en caso de que las dos votaciones previstas en al CE no prosperaran y en el hipotético supusto de que el Presidente no obtuviera la confianza de la Cámara ( es decir, la mayoría absoluta en la primera votación o mayoría simple en el caso de la segunda). Sólo prevé, como veremos, que se disuelvan las Cámaras y se proceda a unas nuevas elecciones.

Podríamos estar ante el tan temido día de la marmota, sin un Gobierno estable. La norma no contiene ninguna cláusula de cierre, ni ninguna norma que solucione el problema, por tanto en caso de no obtenerse las mayorías antes citadas, el Rey disolvería las Cámaras y se convocarían nuevas elecciones

Analizaremos jurídicamente esta cuestión y de lege ferenda haremos un juicio crítico sobre el sistema actual que no da soluciones de cierre a este problema.

.- El marco legal de la investidura de un Presidente de Gobierno ( artículo 99 de la CE)

El Artículo 99 de la CE establece el procedimiento ordinario de nombramiento del Presidente del Gobierno, a través de la confianza parlamentaria. En este procedimiento podemos distinguir las siguientes fases:

.- propuesta de un candidato a la Presidencia del Gobierno por parte del Rey

.-exposición por parte del candidato de su programa político en el Congreso

.-solicitud de confianza a al Cámara.

La norma prevé una segunda votación en caso de que la primera no prosperara.

.- Primera votación. La primera votación de investidura necesitaría mayoría absoluta de la Cámara. En el caso de que se obtuviera tal mayoría, el Rey le nombraría al candidato que ha obtenido tal confianza, Presidente del Gobierno.

.- Segunda votación. Para el caso de que la primera no prosperara. Si no se alcanzara la mayoría indicada en la primera votación, la misma propuesta se sometería a una segunda votación, cuarenta y ocho horas después y la confianza se entendería otorgada siendo suficiente la mayoría simple.

Por último prevé la norma que, si transcurrieran dos meses desde la primera votación de investidura y ningún candidato hubiera obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso ( ¿Seguro que les suena , verdad?) No es que sea un déjavú, es que este proceso ya lo hemos vivido recientemente.

http://blogfurgonetasdemetrio.es/wp-content/uploads/2015/12/36739615_l.jpg

http://blogfurgonetasdemetrio.es/wp-content/uploads/2015/12/36739615_l.jpg

.- Conclusiones

El problema jurídico que se plantea, es que del artículo 99 de la Carta Magna no se desprende que haya una solución de cierre o una alternativa distinta en el caso de que de nuevo no prosperaran las votaciones. Estamos ante un caso sin precedentes e insólito que el legislador no había previsto.

Así que si nos planteamos la cuestión de si es posible que en España se celebraran unas terceras elecciones generales, la respuesta debe ser afirmativa. Sería posible, pero desde todos los puntos de vista ( económicos, legales, emocionales, psicológicos….) desaconsejable.

Ello nos abre un nuevo debate jurídico y pone de manifiesto que quizá fuera necesario en un futuro (vista la situación actual y considerando que este supuesto pudiera repetirse) regular esta materia de manera más detallada, con una cláusula de cierre ante supuestos tan problemáticos ,extremos y desconcertantes como el panorama actual. Recordemos que la seguridad jurídica es un principio consagrado constitucionalmente y el ciudadano , para evitar cualquier tipo de indefensión e inestabilidad debe saber con certeza el sistema legal a que atenerse.

Via| artículo 99 CE

Más información| artículos 170 a 172 del Reglamento del Congreso de los Diputados de 10 de Febrero de 1982

Imagen| Elecciones generales

RELACIONADOS