Coaching Profesional, Derecho Internacional, Economía y Empresa, Jurídico 


Pobreza Cero (II): La Ayuda Oficial al Desarrollo

Ya lo dice el refrán, en el país de los ciegos, el tuerto es el rey. En un contexto de crisis mundial mantenido durante los últimos años, con las perspectivas de crecimiento bajo mínimos y con una desconfianza en el sector financiero y el mercado de deuda que impera en todo el mundo occidental, es normal que estemos preocupados…pero somos los tuertos. Los ciegos están en el Tercer Mundo y los efectos de la crisis están golpeándoles más fuerte que nunca.

¿Sabías que el PIB per cápita de España es de $32.545 al año y la media mundial reside en $10.671? Los españoles somos tres veces más ricos que el ciudadano medio del planeta. Por eso es importante que al afirmar que estamos en crisis, seamos capaces de dimensionar qué significa eso y percatarnos que hay millones de personas que no conocen otro estado. Nacen en crisis y mueren, jóvenes, en crisis.

Los estados han comenzado a realizar ajustes presupuestarios y de donde primero se recorta es dela Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). Esto es así porque la AOD es una partida que si se disminuye, no se percibe el efecto que provoca en la sociedad universal, están a miles de kilómetros de nuestras fronteras. Por hacernos una idea, el fondo destinado en 2010 por España en sus presupuestos a los países más pobres fue un 23% de lo destinado en 2009. Los expertos hablan de que es recorte progresivo que ha sufrido esta partida desde 2008 hasta hoy ha supuesto deshacer todos los pasos en el buen camino que se habían dado con los incrementos anuales en el periodo 2001 a 2008.

Evidentemente que la AOD no es la panacea, es más, no son pocas las voces que claman por poner entre interrogantes su nivel de consecución del objetivo marcado: erradicar el hambre en el mundo. Lo que es innegable es que ayuda en gran medida a cubrir las carencias alimentarias más básicas en la medida en que su cantidad sea la suficiente y su distribución eficiente. Han servido para evitar en parte el sufrimiento humano. Además, no todos los países pobres avanzan a la misma marcha de los que lideran la salida de la pobreza. Habrá, por tanto, que hacer un ejercicio de revisión de la ayuda y mantenerla mientras tanto, pero no hacerla desaparecer por ineficaz como reclaman algunos colectivos.

El mundo está cambiando, ya no existe un solo centro del poder mundial, incluso el eje económico de este poder se está recomponiendo. Algunos ejemplos como botón de muestra que ilustran el cambio en el panorama internacional:

  • La empresa con mayor capitalización bursátil en el mundo es PetroChina y el primer banco del mundo por valor en bolsa es el chino ICBC.
  • Tanto China como India, ya a día de hoy,  donan más en concepto de ayuda a terceros países de lo que reciben. Concretamente, China es la primera fuente de inversiones en África y segunda en Latinoamérica…¿podemos empezar a hablar de una cooperación sur-sur?
  • Los fondos que ha recibido Europa para levantar cabeza de la profunda crisis en la que se ha visto inmersa, ha sido en su mayor parte por la compra de deuda por parte de los BRICS.
  • 1.000 millones de personas viven todavía hoy con menos de un dólar al día, en pobreza extrema.
  • El rescate aprobado para el sector bancario era 300 veces mayor que el destinado en AOD.
  • Por último, se calculan que son necesarios 13.000 millones al año para erradicar el hambre en el mundo.
RELACIONADOS