Salud y Deporte 


Pliometría para la mejora del salto vertical

La mejora del salto vertical en deportistas es un aspecto cada vez más demandado, sobre todo en aquellos deportes que precisan la mejora de esta cualidad para afrontar las competiciones con garantías. Multitud de deportistas son conscientes de la importancia que requiere su mejora como elemento determinante en una competición, aún más teniendo en cuenta la progresión física que se produce en los jóvenes día tras día.

Pliometría para la mejora del salto vertical

Pliometría para la mejora del salto vertical

La potencia y la fuerza máxima del tren inferior son capacidades físicas que determinan el éxito de un deportista en modalidades como el baloncesto, balonmano o voleibol entre otros. Es importante señalar que hoy en día los deportistas más veloces dentro de un terreno de juego son los que presentan mayor índice de fuerza reactiva (capacidad para absorber la fuerza en una dirección y aplicar más fuerza en la dirección opuesta) y menor tiempo en contacto contra el suelo. Según Bompa (2005) “la potencia se refiere a la capacidad del sistema neuromusular para producir la mayor fuerza en el periodo de tiempo más corto.

Para los propósitos deportivos, cualquier incremento de potencia puede ser el resultado de la mejoría tanto en fuerza como en velocidad, o en ambas”. Así mismo, Bompa (2005) expresa que “la fuerza máxima se refiere a la fuerza más elevada que puede realizar el sistema neuromusculuar durante una contracción voluntaria máxima“.

Cappa (2000) define pliometría como “un método de entrenamiento de la fuerza explosiva, que utiliza la acumulación de la energía en los componenetes elásticos del músculo y los reflejos la fase excéntrica de un movimiento, para su posterior utilización y potenciación durante la fase concéntrica”.

Por consiguiente, la fase de activación (contracción muscular excéntrica), desde el contacto con el suelo hasta la finalización del alargamiento muscular. En esta fase se detectan picos de gran amplitud en la actividad eléctrica del músculo, debidos en parte a la oposición de los husos musculares al estiramiento (respuesta voluntaria) y al reflejo miotático (respuesta refleja), el cual facilita la activación de los músculos sometidos al estiramiento.

En otro sentido, la fase de contracción muscular concéntrica , la cual aprovecha la energía elástica acumulada anteriormente. Para utilizar de forma óptima dicha energía, es necesario que la fase concéntrica suceda inmediatamente en el tiempo a la fase excéntrica. Si esto no se produce, la energía elástica acumulada se disipa en forma de calor.

Por otro lado, la altura alcanzada en un salto depende de la velocidad a la que se efectúe, pero al buscar una mejora de la velocidad nos encontramos con el siguiente hándicap: al ejecutar un gesto a más velocidad, se debe reducir el tiempo en el que se quiere realizar, y con ello disminuye la cantidad de fuerza que aplicamos al movimiento. Por tanto, para mejorar la velocidad ante una misma resistencia,  la solución está en aplicar más fuerza en menos tiempo. Los ejercicios pliométricos trabajan este aspecto en su totalidad, mejorando la fuerza máxima y la velocidad del acortamiento muscular, consiguiendo de ese modo un aumento de la potencia muscular.

 

 

Sin embargo, estos ejercicios tienen un alto coste para el organismo, por lo que hay que conocer bien las consecuencias tanto positivas como negativas de su utilización, así como respetar el número de repeticiones indicadas, el número de series y el tiempo de descanso entre series.

Como reflexión final, es relevante decir que la mejora del salto vertical en multitud de deportes puede permitir al deportista las siguientes mejoras: coger un rebote ante un adversario más alto en baloncesto, realizar un lanzamiento impulsándose por encima de los brazos de los defensores en balonmano o efectuar un bloqueo ante jugadores con mayor envergadura en voleibol.

 

Vía/ EF deportes

Más información/ Que Baloncesto, Stefano Benítez Capacitaciones

Imagen/ Pliometría

En QAH/ Aprende a entrenar (II): Natación y la técnica de crol.

Vídeo/ Youtube: 8 ejercicios de pliometría para corredores

RELACIONADOS