Jurídico 


Plazo de prescripción por incumplimiento en la exención por reinversión de vivienda

La Ley del IRPF permite excluir del gravamen, a la hora de formalizar la Declaración de la Renta, las ganancias patrimoniales que se obtengan de la transmisión de la vivienda habitual del Contribuyente siempre que el 100 % del importe obtenido se reinvierta directamente en la adquisición de una nueva vivienda habitual en el plazo de dos años.

exención por reinversión en viviendaLos problemas comienzan cuando no se hace de forma correcta, como por ejemplo, no se invierte el 100 % del importe o se solicita una hipoteca para la adquisición de una nueva vivienda habitual y no se aplica directamente el importe obtenido de la venta ni se declara correctamente.

De formalizarse mal, el Reglamento pone soluciones y criterios que la Agencia Tributaria no siempre utiliza a favor del contribuyente.

Cuando para adquirir la vivienda transmitida el Contribuyente utiliza financiación ajena, se considera como importe total obtenido el resultante de minorar el valor de la transmisión en el principal del préstamo que se encuentre pendiente de amortizar en el momento de la transmisión.

Es decir, que la Agencia Tributaria restará al importe reinvertido la cuantía obtenida por medio de financiación ajena (Hipoteca, préstamo…) no encontrándose exenta dicha cantidad pues no procede de la venta directa de la vivienda habitual.

Las dificultades interpretativas aparecen con el cómputo de la prescripción.

Hacienda considera que sea cual sea– en plazo – la fecha de la reinversión, la prescripción comienza una vez transcurrido el fin del plazo de presentación de la declaración complementaria a que viene obligado el Contribuyente tras el incumplimiento de la obligación.

Este criterio juega en contra del Contribuyente, pues si enajena su vivienda habitual en diciembre de 2010 y adquiere una nueva vivienda habitual en enero de 2011, será en la declaración de la renta de 2011 (presentada en junio de 2012) cuando está obligado a declarar que ha cumplido los requisitos, y en caso de haberlos incumplido, será esa fecha cuando venza el plazo para presentar declaración complementaria con inclusión de los intereses de demora  (artículo 41.5 del Reglamento)

Lo que carece de sentido es que la Agencia Tributaria tenga en cuenta como inicio del cómputo de prescripción el 30 de junio de 2013 (una vez transcurridos los 2 años para efectuar la reinversión) cuando el Contribuyente, en caso de incumplir los requisitos en 2011, está obligado a presentar autoliquidación complementaria con intereses de demora entre el plazo del incumplimiento (enero de 2011) y la finalización del plazo reglamentario de declaración correspondiente al período impositivo en que se produce dicho incumplimiento (junio de 2012).

La Administración tributaria no debería olvidar que según la Ley General Tributaria, el plazo de prescripción comienza a contar desde el día siguiente a aquel en que finaliza el plazo reglamentario para presentar la correspondiente autoliquidación, lo que en estos casos nunca son pasados dos años del plazo que tiene el Contribuyente para reinvertir, si es que ha reinvertido antes.

 

Imagen| Vivienda

RELACIONADOS