Tecnología y Social Media 


Placas termosolares

Cada vez es más fácil encontrar en nuestros edificios placas solares. En la mayoría de los casos las que vemos son para producir energía térmica, mucho más fácil de almacenar que la eléctrica. Además el coste de una instalación del tipo térmico es menor que el de tipo eléctrico.

Placa termosolar

Tanto es así que en el CTE (Código Técnico de la Edificación) se recoge la obligación de cubrir parte de la demanda de agua caliente sanitaria. Esta parte a cubrir es mayor cuando el aparato de apoyo a la placa solar funciona mediante resistencia eléctrica, por tener éstos un rendimiento menor que otros como por ejemplo butano o gas.

La pregunta ahora es cómo se consigue captar y almacenar este calor. Pues se hace usando el temido efecto invernadero. Se usa un colector solar con una tapa de vidrio templado más transparente que el de uso normal. Entre el colector y el vidrio se hace el vacío de manera que no se pierda el calor a través del aire (por convección).

A través del vidrio entran los rayos de sol e inciden en el colector, que absorbe la energía solar directamente en forma de energía térmica. Por el colector pasan unos tubos, generalmente de cobre, por los que pasa el agua fría, calentándose. Finalmente, el agua caliente llega a un depósito en el que se almacena entre 40 y 60 grados. Este depósito suele tener una capacidad de entre 150 y 200 litros, que viene a ser el consumo medio de agua diaria por habitante en España.

En realidad no suele ser el agua fría el líquido que pase directamente por los tubos de cobre, si no que suele ser un líquido “intermediario” que absorbe más fácilmente el calor en el colector y luego se lo cede al agua, sin mezclarse, mediante un intercambiador de calor. De cualquier manera, en lo que a la tecnología para conseguir la energía se refiere, no existen diferencias en ambos casos.

Gracias al efecto invernadero podemos conseguir estas temperaturas, varios grados por encima de la temperatura ambiente. Esto es porque los rayos de sol atraviesan el vidrio y generan calor en el colector, pero el calor del colector no se puede escapar porque está atrapado precisamente por el vidrio.

Más información| CTE HE 4 (páginas 83-111), Wikipedia

Imágenes| Wikipedia, Voltampers

RELACIONADOS