Economía y Empresa 


Pistas para competir con éxito en los procesos de selección de personal

“Muchas gracias por venir, ya le llamaremos”. “Lo sentimos, no es el perfil que estamos buscando”.

Todos conocemos estas expresiones con las que los responsables en materia de RRHH finalizan las entrevistas cuando deciden que no eres la persona idónea para el puesto.

Normalmente este tipo de situaciones te invitan a pensar: ¿qué es lo que hice mal? o ¿por qué no cumplo con el perfil demandado?.

Patricia Scudamore y Hilton Catt, autores de muchos libros de éxito sobre la gestión de personal, destacan en su libro “Aprender a redactar solicitudes de trabajo”, que para ser competitivos y las solicitudes de empleo lleguen a buen puerto, has de conocer qué buscan los responsables de contratar, debes también, concienciarte de cómo se puede superar a la competencia además de obtener los mejores resultados en las solicitudes o de cómo se puede ofrecer una buena imagen en la entrevista transmitiendo los mensajes correctos.

Para ello, a modo de resumen:

– Cuando se solicite un puesto de trabajo, has de evaluar todo aquello a lo que te enfrentas, como puede ser la operativa del proceso de selección y la competencia del resto de personas que solicitan el puesto.

La imagen es importante, sobre todo, la primera impresión. Asegúrate de tener la imagen adecuada y proyectarla correctamente. En lo que respecta a la competencia, la imagen es uno de tus activos más importantes.

Acto seguido, es importante analizar:

– ¿Qué busca la empresa que contrata? y una correcta distinción entre tus puntos:

            Fuertes: Intenta establecer coincidencia entre lo que ofreces y lo que busca la persona responsable de contratar.

            Débiles: Es un error pasarlos por alto y tratar de olvidarlos. Has de enfrentarte a ellos y evaluar la amenaza que suponen.

Pasamos a la acción e intentamos conseguir la entrevista, pero ¿cómo?

– Has de ser consciente del reto al que te enfrentas. Nunca se debe dar por sentado que vas a conseguir la entrevista. El hecho de que te consideres un “crack”, no  basta.

– No puedes olvidar revisar y adaptar el CV al tipo de trabajo que se desea conseguir seguido de una correcta y formal carta de presentación.  

– Antes de ir a la entrevista, puede ser interesante averiguar información sobre los entrevistadores o hacer una investigación sobre la empresa contratante, puede ayudarte a enfrentar brevemente la típica pregunta: ¿qué sabe usted de nosotros?

– Una vez en la entrevista no olvides nunca, valorar el tiempo, la importancia de la primera y última impresión, qué se esconde tras las preguntas, es decir, a donde quiere llegar el entrevistador y por supuesto asegúrate siempre de transmitir el mensaje.

 

Vía| Scudamore, P. y Hilton, C. Aprenda a redactar solicitudes de trabajo. Barcelona: Gestión 2000 . Habilidades directivas.

En QAH| ¿Qué es el método Gronholm?, 9 cosas que las personas con “éxito” hacen de modo diferente, ¿Qué es una dinámica de grupo?

Más información| Wikipedia

Imagen| opmsecurity


 

RELACIONADOS