Patrimonio 


Pinturas Negras

Saturno devorando a su hijo, Goya.

Saturno devorando a su hijo, Goya.

Goya, el gran genio de la pintura y del grabado, nació en Fuendetodos, Zaragoza en 1746 y murió en 1828 en Burdeos, Francia. Viajó a Italia y más tarde se trasladó a Madrid, donde fue pintor de La Corte. Realizó los Cartones para la Real Fábrica de Tapices por encargo de Mengs y fue miembro de la Academia de San Fernando. Fue un artista que pasó por diferentes estilos pictóricos, desde Barroco, Rococó, hasta pintura de su contemporaneidad. En su vejez padeció una enfermedad, debido a la cual se queda sordo, además de presentar problemas de equilibrio y de visión y, aunque se recupera en parte, la sordera es irreversible. Esto hizo que se alejase de La Corte, retirándose en 1819 a la Quinta del Sordo, donde realizó las Pinturas Negras. Se trasladó a las afueras porque quería alejarse de la sociedad ya que, a pesar de estar viudo, no veían bien su relación con Leocadia Zorrilla, bastantes años menor que él. Entre sus trabajos encontramos otras series de grabados como los Caprichos (que contiene 84 grabados)  y Los desastres de la Guerra (que contiene 82 grabados).

Cuando Goya realiza las Pinturas Negras, España se encontraba en una época pesimista y sin libertades. Nos situamos en el período de la Ilustración española, gobernada por el despotismo ilustrado de Fernando VII, en el cual se eliminaron todos los ideales de liberalismo, con una sociedad en la cual sólo los poderosos podían adquirir saberes y conocimientos, siempre bajo la atenta mirada de la iglesia y la monarquía, llegando así hasta la etapa napoleónica.

La lectura o los políticos, Goya.

La lectura o los políticos, Goya.

Denominamos Pinturas Negras al conjunto de catorce pinturas realizadas por Goya al óleo en los muros de dos salas de la llamada Quinta del Sordo, propiedad que adquirió en 1819. Realizó algunas de estas obras encima de otras pinturas que ya se encontraban en el muro, reutilizando algunos de estos paisajes, como por ejemplo, el paisaje de Duelo a garrotazos que apenas  está modificado por Goya. En 1873 el barón Fréderic Émile d’Erlanger adquirió esta casa, ordenando que las pinturas fueran trasladadas a lienzos para una mejor conservación. Este trabajo fue encargado a Salvador Martínez Cubells, pintor y restaurador del Museo del Prado, en 1874. En Enero de 1882 esta serie de pinturas fueron donadas en su totalidad al Museo del Prado, aunque no fueron expuestas en su totalidad hasta 1898.

Se las denominó “Negras” por el uso de la paleta oscura utilizada, pues los fondos eran de un grado tonal entre el negro y el marrón y por los temas tratados, mostrando su “horror a la vida”. Debido a esta gama cromática, nos da la sensación de silencio, miedo, fracaso. Las obras desprenden una gran expresividad gracias al juego de luces y sombras. En ellas podemos ver cómo expresa su crítica al poder antiliberal de Fernando VII. Ortega y Gasset, realizando un juicio crítico sobre la obra de Goya, dijo: “Ha pintado todos los temas divinos, humanos, diabólicos y fantasmáticos”. Y todos estos temas los encontramos en la serie de la Quinta del Sordo. Parece ser que estas obras están influenciadas por su enfermedad, anteriormente citada.

Una manola: Leocadia Zorrilla, Goya.

Una manola: Leocadia Zorrilla, Goya.

En la Quinta del Sordo hallábamos las obras divididas en dos salas. En la sala baja encontrábamos 7 obras entre ellas, La Romería de San Isidro, Los frailes viejos o Dos ermitaños, Judith y Holofernes, El Aquelarre, Saturno devorando a su hijo, Una manola: Leocadia Zorrilla, Dos viejos comiendo o dos viejas comiendo sopa.

En la sala alta teníamos la obra de Perro semihundido, Asmodea o Aquelarre, Peregrinación a la fuente de San Isidro o El Santo Oficio, Duelo a garrotazos, Las Parcas o Átropos, La lectura o los políticos, Dos mujeres y un hombre o Dos mujeres burlándose de un hombre.

 

Duelo a garrotazos, Goya.

Duelo a garrotazos, Goya.

Así, podemos ver que las Pinturas Negras nos muestran la picaresca y la vagancia propia de los momentos de decadencia a la que estaba sometida España en esos momentos. Goya, el gran genio que se cuestionaba el nacimiento del ser humano, pues de no poder vivir en libertad se convierte en un mero animal, en una caricatura grotesca de la gran dimensión de su existencia.

Vía| GONZÁLEZ ZARATE, J. M.; Goya. De lo Bello a lo sublime. Una imagen de la conciencia en las Pinturas Negras, Edit. Grupo unido de Proyectos y Operaciones, S. A. Madrid, 1996.

Más información| LOPEZ VAZQUEZ, J. M. B.; Goya: El programa Neoplatónico de las pinturas de la Quinta del Sordo, Edit. Velograf, S. A. Santiago, 1981. SÁNCHEZ CATÓN, F.; Forma y color. Goya. La quinta del Sordo, Edit. Albaicin/ Sadea Editores, Florencia, 1966.

Más información|Arte España  Museo del Prado

Imágenes| Saturno  La lectura  Una manola  Duelo a garrotazos

 

RELACIONADOS