Cultura y Sociedad, Patrimonio 


Pinturas del mundo flotante: el Ukiyo-e

¿Sabemos qué son las pinturas del mundo flotante? También conocidas como Ukiyo-e, las pinturas del mundo flotante son una técnica artística del grabado japonés.

Si analizamos la palabra ukiyo encontramos dos significados diferentes. Por un lado, hace referencia al mundo de dolor y muerte del budismo,  y por otro, a la Era Edo, que es una etapa histórica de Japón, en la que el pensamiento predominante es el de disfrutar de los placeres de la vida, y de vivir como si cada día fuese el último.

Asai Ryõi en el prefacio de su novela Cuentos del mundo flotante (“Ukiyo-monogatari”), expresa:

Vivir únicamente el momento presente, entregándose en cuerpo y alma a la contemplación de la luna, de la nieve, de las flores de cerezo y las hojas de arce, cantar canciones, beber vino, divirtiéndonos simplemente flotando, flotando, sin dejarnos abatir por la pobreza ni permitiendo que trasluzca en el rostro, sino flotar a la deriva como una calabaza en la corriente de un río: esto es lo que llamamos ukiyo”.

Katsushika Hokusai, La gran ola de Kanagawa, 1830.

Katsushika Hokusai, La gran ola de Kanagawa, 1830.

Así, con este pensamiento de lo flotante del ukiyo, damos paso al término ukiyo-e que es el grabado realizado con la técnica xilográfica, es decir grabado sobre madera,  realizado en Japón entre los siglos XVII y XX. En estos encontramos variados temas: paisajísticos, teatros, ocio.

Si nos vamos a los inicios, los primeros grabados que se encuentran son de Hishikawa Moronobu, del siglo XVII. Este pintor creó la escuela Utagawa que se especializó en la técnica del ukiyo-e, y a  la que se unirían  más tarde importantes autores, como Okumura Masanobu, Suzuki Harunobu, Isoda Koryūsai, Torii Kiyonobu y Katsushika Hokusai.

Hishikawa Moronobu, grabado,1683.

Hishikawa Moronobu, grabado,1683.

En la realización del grabado apreciamos  diferentes tipos como el Sumi que son dibujos preparatorios. Yakusha-e que son los grabados que muestran actores del teatro Kabuki. Dentro de esta tipología encontramos que representa actores del Kabuki y otros que muestran el teatro de Kamigata. Otro tema tratado en los ukiyo-e es el teatro Noh, que muestra rituales.

Un tema tratado por la gran mayoría a lo largo de la historia es el de la mujer, así, éstos muestran los grabados Bijinga, que son de mujeres bellas y que podían aparecer en la casa, en templos, realizando ikebana (arte japonés de decoración floral), con los hijos, y no solo la realización de las geishas. De igual modo, se presentaron grabados inspirados en leyendas o mitos.

Cabe destacar los grabados Genji-e que se inspiraron en la novela Genji Monogatari de Murasaki Shikibu, ésta trata la historia del príncipe Genji.

Anteriormente predominaban los grabados de figuras humanas, pero en el siglo XIX son los paisajes el tema clave y de mayor relevancia dentro de la técnica del ukiyo-e. El artista Hokusai realizó treinta y seis vistas del monte Fuji. En estos momentos se empezaron a realizar los cuadernos de viajes, en los que  aparecían bonitos paisajes y templos. Cuando hablamos del ukiyo-e, en mi opinión, muchas personas pensamos en la famosa obra “La gran ola de Kanagawa” de Hokusai.

Entre el periodo Edo y Meiji se aprecian temas cómicoscostumbristas y de juegos. También  se observan representaciones de guerreros, héroes y samuráis. Otros grabados son los Yokohama-e que representan a extranjeros en el puerto de Yokohama, mostrando escenas de cotidianidad, retratos y escenas de género.

Suzuki Hiroshige, Lanzando platos sobre un acantilado, 1766

Suzuki Hiroshige, Lanzando platos sobre un acantilado, 1766

A partir de la técnica del ukiyo-e surge la técnica del nishiki-e, que es un grabado xilográfico  que se compone de varios colores, no sólo de tinta negra y que perfeccionó y popularizó el grabador Suzuki Harunobu.

En otras obras se pueden apreciar las transformaciones de Japón en la era Meiji, con influencias occidentales. Se han encontrado escenas de la vida real, y de guerras. Por otro lado, estaba el estilo shunga que mostraba escenas eróticas.

Además, se realizaban grabados para algunas revistas o novelas llamados kuchi-e que significa “boca de imagen” y se colocaban en los frentes de los libros. También se han confeccionado distintos grabados con escenas de sumo, con escenas de la naturaleza, es decir, Kacho-e, que muestra plantas, animales, algas marinas, flores, etc.

El ukiyo-e es por tanto, una técnica xilográfica japonesa, que ha desarrollado muchos temas desde la Bijinga, escenas de paisaje, de sumo, de samuráis, shunga, escenas de Kabuki, de guerras y escenas cómicas. La evolución del ukiyo-e llevó a otra serie de grabados, destacando el nishiki-e que el que permite realizar la xilografía en varios colores.

Vía | Ukiyo-e. Grabados japoneses.  Museo del Prado.

Imágenes | British Museum. The Art Institute of Chicago.

RELACIONADOS