Patrimonio 


El pintor John Phillip, “Phillip of Spain”

attributed to John Phillip,painting,

Autorretrato de John Phillip

Durante el siglo XIX se puso de moda lo español de mano de aquellos extranjeros, muchos de ellos literatos y artistas, que viajaron por nuestra Península. Autores como Théophile Gautier, Prosper Merimée o Richard Ford contribuyeron desde la literatura a la difusión de usos, costumbres y tipos españoles por toda Europa, no exentos de estereotipos que en algunos casos hoy siguen vigentes. Por su parte, desde el arte, fueron numerosos los pintores y dibujantes que a través de lienzos y grabados dieron a conocer nuestro patrimonio histórico-artístico (especialmente el hispanomusulmán por influjo del gusto hacia lo oriental) en un momento, además, complicado en lo que a protección del patrimonio se refiere debido a las desamortizaciones y las consecuencias de la Guerra de Independencia.

"El mal de ojo"Uno de estos pintores que quedó seducido por los personajes de nuestras calles (o la imagen que de ellos se tenía y se perpetuó e incluso quiso perpetuar desde España) fue el escocés, nacido en Aberdeen, John Phillip (1817-1867). Este pintor fue estrecho colaborador del también pintor inglés especializado en animales Richard Andsell y mantuvo amistad con otros artistas como David Wilkie, también muy interesado por España. Fue miembro de un grupo de artistas llamado The Clique, una suerte de sociedad creada en la década de 1830 por varios estudiantes de la Royal Academy de Londres que se reunía semanalmente para dibujar y comentar sus creaciones. Junto a Phillip integraban el grupo artistas como Richard Dadd (con cuya hermana Phillip casará) o Augustus Egg, no demasiado conocidos entre el público español.

Tal fue su gusto por lo español como tema de sus obras que llegó a ser denominado en su país Phillip of Spain (en un claro juego de palabras alusivo a Felipe II) o Spanish Phillip. Realizó hasta tres viajes a España en la década de 1850 (motivados en principio por temas de salud), cuando libros como el Handbook for travellers in Spain de Richard Ford había causado furor y guiado a numerosos viajeros ingleses por los peligrosos caminos españoles.

(c) Glasgow Museums; Supplied by The Public Catalogue Foundation

“La buenaventura” (c) Glasgow Museums

Muy frecuentes serán sus composiciones con figuras a tamaño real, en las que protagonistas recurrentes serán gitanas tocando la guitarra, jóvenes de buena familia que desean que les lean la buenaventura o amantes comunicándose a través de señas secretas. El abanico será un atributo casi constante entre las damas de sus lienzos. Se trata por tanto de escenas procedentes de la vida cotidiana, muy del gusto de la clientela inglesa que creía ver en España, y especialmente en Andalucía, la presencia de lo oriental. De la fama que alcanzó John Phillip dan buena cuenta algunos encargos importantes que recibió del entorno de la monarquía.

También abordará, aunque en menor medida, temas de historia, como el lienzo titulado The Early Career of Murillo (1864) en el que representa al joven pintor sevillano, durante el siglo XIX de gran cotización en toda Europa, tomando a sus modelos de la vida callejera.

The Early Career of Murillo 1634_by_John_Phillip

The Early Career of Murillo

John Phillip no se mostró indiferente al que fue el gran movimiento dentro de la pintura inglesa de la segunda mitad de siglo, el Prerrafaelismo. Y aunque en principio se mostró reacio a sus presupuestos estéticos, finalmente se dejó influir por ellos.

Más información| John Phillip en Wikipedia; Washington Irving y la Alhambra (1859-2009) [catálogo de exposición]. Granada, 2009.

Imagen| Murillo; Autorretrato; El mal de ojo

RELACIONADOS