Historia 


¿Perviven elementos de la Antigua Roma en el cristianismo?

50_clip_image001

Emperador Constantino

El Imperio Romano desapareció en el año 476 d.C, cuando Odoacro depone al último emperador, Rómulo Augústo, despojándole de las insignias imperiales, las cuales envió a Constantinopla. Sin embargo, en la actualidad han sobrevivido elementos procedentes de la Antigua Roma en múltiples aspectos de nuestra sociedad. Uno de ellos es el cristianismo, tema que me gustaría abordar en este artículo.

El cristianismo, como sabemos, surge en el seno del Imperio Romano. Comenzó en Palestina, lugar donde vivió Jesús de Nazaret, fue expandiéndose por los alrededores y, tras su llegada a Roma, se propagó por todo el Imperio. Antes del Edicto de Milán (313) el culto cristiano se celebraba en las conocidas como Domus Ecclesiae. Tras el Edicto, comenzó a celebrarse en lugares provenientes de la cultura romana, como basílicas e incluso templos. Algunos de estos se cristianizaron, como el caso del Pantheón de Agrippa. Las Basílicas cristianas de Roma recuerdan, por su estructura, las de las antiguas basílicas paganas: planta rectangular y arcos de tipo romano. Tenían un atrio con entrada, peristilo y fuente y un nártex.

reconstruccion_basilica_san_pedro

Primitiva Basílica de San Pedro, en Roma

Quizá el latín sea uno de los ejemplos más claros de elementos de la Antigua Roma que han pervivido en el cristianismo. Sigue siendo el idioma oficial de la Iglesia católica, como muestra que todo lo escrito por el Papa está en esa lengua. Con respecto al Papa, se le podría considerar, en cierto modo, como heredero del Imperio Romano. Sigue siendo conocido como el Sumo Pontifice, algo que nos remite a los antiguos Pontifex Maximus de la Antigua Roma. Esa era la denominación que recibía la la cabeza religiosa del Imperio, quien se encargaba de la correcta celebración de ritos y costumbres, lo cual desempeña actualmente el Papa en la Iglesia.

78401_Francisco-I-Papa-D24COM-ln

El Papa Francisco es el actual Sumo Pontífice. Heredero en cierto modo del antiguo Pontifex Maximus de la Antigua Roma.

En las ceremonias religiosas hay además otros aspectos, como las vestiduras litúrgicas, que provienen de la vestimenta romana, veamos brevemente las que utiliza el Papa:

La mitra era un bonete utilizado en la antiguedad para uso civil y religioso. En un principio utilizado solo por el Papa, su uso se permitió para todos los obispos. Remite al Buen Pastor.

El báculo era atributo de Júpiter en Roma y con el Papa es signo de autoridad, gobierno y jurisdicción.

La casulla tiene su orígen en la pénula romana, vestidura utilizada por la clase sacerdotal. Evoca el vestido que pusieron a Jesús de Nazaret antes de crucificarle. No es exclusiva del Papa, con ella celebra misa todo sacerdote.

Estola: Tiene parecido con la toga romana. Representa la autoridad sacerdotal. No es exclusiva del Papa. Utilizada por sacerdotes y diaconos.

Anillo del Pescador: Representa al Papa como sucesor de Pedro. Era utilizado por los emperadores romanos como signo de su poder y para firmar documentos oficiales. Los obispos usan anillo como signo de su ministerio apostólico.

Existen, además, otras vestiduras litúrgicas no exclusivamente papales que tienen su origen en Roma: el alba y la dalmática. La primera se basa en la túnica usada por los romanos. La segunda tiene su origen en Dalmacia y fue utilizada por reyes y emperadores.

En las catacumbas se representaban pinturas paganas que fueron cristianizadas y que hoy siguen utilizándose. Por ejemplo la imagen del Buen Pastor, con Cristo llevando una oveja que simboliza el alma cristiana redimida por cristo. Esta, en realidad, era utilizada por el arte pagano como símbolo de generosidad. También motivos éticos. Otro ejemplo es la representación de la Orante, basada en las orantes romanas. El gesto de estas, por cierto, sigue siendo utilizado en la liturgia por parte de los sacerdotes que elevan los brazos en actitud de oración y súplica. Por otra parte, durante el Renacimiento no sólo la pintura, sino también la escultura y arquitectura estuvieron influenciadas por la vuelta al arte clásico. Tenemos ejemplos en el David de Miguel Ángel o en el templete de San Pietro in Montorio.

índice

Sacerdote en posición orante. Cuando consagran el pan y el vino realizan este gesto.

En la Iglesia existen instituciones que tienen también su origen en la Roma Antigua. Ejemplo es la Curia, tanto vaticana como diocesana. Los Concilios nos evocan la figura del senado romano, pues cardenales y obispos se reúnen en torno al Papa. Equivalente en Roma serían senadores y emperador. Igual sucede con los Cónclaves. Un concepto que ha evolucionado ha sido el de Conventus, pues en la Antigua Roma eran asambleas ciudadanas y hoy es el edificio donde residen monjes o frailes. Quizá es por analogía, pues estos también se reúnen en asamblea. El término Diócesis procede también de Roma. Son divisiones administrativas que han perdurado, en algunos casos, como Diócesis católicas. Las romanas dependían del prefecto del pretorio, las católicas del arzobispo. En ellas existen elementos como las vicarías que proceden de Roma. El vicario era un lugarteniente del emperador, hoy actúan con la autoridad del obispo.

Por último, cabe reseñar que el pensamiento cristiano procede en gran parte del grecorromano. Un ejemplo es el evangelista san Juan con su “y en el principio era el Logos, y el Logos era Dios…“. Por lo general, la filosofía fue aceptada por pensadores cristianos como Agustín de Hipona, Atenágoras, Orígenes, Clemente de Alejandría, BasilioJustino y otros. Pero si hubo un filósofo especialmente cautivado por el pensamiento clásico fue Tomás de Aquino, quien tomó muchos aspectos del pensamiento aristotélico para elaborar su filosofía y aún hoy tiene gran influencia.

Pantheon de Roma. Fundado por Agrippa, reconstruido en época de Adriano. Ayer templo pagano, hoy es la iglesia de Santa María de los Mártires

Pantheon de Roma. Fundado por Agrippa, reconstruido en época de Adriano. Ayer templo pagano, hoy es la iglesia de Santa María de los Mártires

Como conclusión, es de justicia reconocer que la Iglesia asumió en muchos aspectos el papel de heredera del Imperio Romano pues en época tardorromana, al menguar la capacidad decisoria de la estructura imperial, los obispos asumieron el papel legislador en sus diócesis, llegando a organizar la defensa de la ciudad. Como ejemplo paradigmatico se puede recordar a Sinesio de Cirene, amigo de Hipatia. Además, gracias a la Iglesia han llegado hasta nuestros días gran parte del arte grecorromano, pues fue vital su labor de mecenazgo, igual que la consagración de antiguas estructuras arquitectónicas, como el mencionado Pantheón. Además, la literatura clásica se conservó gracias a los copistas medievales. Por estos motivos es razonable pensar que el espíritu de la Antigua Roma ha llegado hasta nuestros días, también en el seno del cristianismo y, concretamente, de la Iglesia Católica. El Imperio Romano cayó, pero Roma sobrevivió.

Vía|Gonzalo Balderas Vega: Jesús, cristianismo y cultura en la Antiguedad y en la Edad Media. Universidad Iberoamericana, 2007.

Más Información| José Orlandis: Historia de la Iglesia. Rialp, 2002; Gonzalo Balderas Vega: Jesús, cristianismo y cultura en la Antiguedad y en la Edad Media. Universidad Iberoamericana, 2007; Werner Wilhelm Jaeger: Cristianismo Primitivo y Paideia Griega. B60, 2008.

Imágenes| Constantino, Basílica primitiva de San Pedro, Papa Francisco, Orante

 

 

RELACIONADOS