Jurídico 


Personas mayores y centros residenciales versus desinstitucionalización (V)

El 8 de octubre pasado el DOCE publicaba el Informe emitido por el Comité Económico y Social Europeo (CESE) del  27 de mayo anterior en respuesta a una solicitud de Letonia sobre el asunto: asistencia social a largo plazo y desinstitucionalización.

Las personas prefieren vivir en sus casas hasta el final...

Las personas prefieren vivir en sus casas hasta el final…

Más de un millón de niños y adultos viven institucionalizados en Europa. «Institución» es cualquier centro de atención residencial donde los residentes estén aislados de una comunidad más amplia o se vean obligados a vivir juntos. Estos residentes no tienen suficiente control sobre sus propias vidas o decisiones  y las necesidades de la propia organización tienden a tener preferencia sobre las necesidades individuales de los residentes. Los servicios sociales de alta calidad en la comunidad dan mejores resultados, en términos de calidad de vida, que la asistencia institucional, lo que conduce a la integración social y reduce el riesgo de segregación. Según el art. 12 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad (CNUDPD) a la UE y sus Estados incumben  respetar la dignidad, la libertad y el derecho a vivir de manera independiente de las personas, y el de elegir dónde y con quién lo hacen y acceder a los servicios de apoyo en la comunidad, incluida la asistencia personal. Los niños, las personas con discapacidad (incluida ladiscapacidad psicosocial) y las de edad avanzada tienen requerimientos asistenciales muy diferentes. El proceso de desinstitucionalización de los cuidados de larga duración debe, pues, tener en cuenta los requerimientos específicos de cada grupo de usuarios. La asistencia de carácter local, incluida la  profesional y la recibida en el entorno familiar y social, tiene un valor añadido que no se obtiene en las instituciones residenciales.

Según el CESE  desinstitucionalización es crear los servicios adecuados dentro del entorno propicio en la comunidad. Para ello es necesario preparar a la población para esta transición, incrementar su sensibilización y luchar contra la estigmatización. Si no, en lugar de desinstitucionalización, el resultado será la reinstitucionalización mediante la creación de «guetos» de personas con discapacidad psicosocial que viven en la sociedad, pero que siguen aisladas debido a las actitudes negativas. Los medios de comunicación desempeñan un papel fundamental en ese sentido.

La crisis económica ha tenido un enorme y negativo impacto en los servicios sociales. Lamentablemente, según el CESE, los Fondos Estructurales europeos, en el último período de programación, se utilizaron en beneficio de instituciones excluyentes en lugar de asistencia de carácter local pero acoge con satisfacción los nuevos Reglamentos sobre los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) 2014-2020, que promueven la transición de una asistencia institucional a una asistencia de carácter local mediante la mejora de las infraestructuras sociales y sanitarias financiada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. 

Por  ello, insta a la Comisión Europea a adoptar un marco europeo de calidad para los servicios de carácter local y reitera la urgente necesidad de establecer estrictas normas vinculantes que garanticen el más alto nivel de calidad.

Considera que todo ello, lejos de incidir negativamente en el contexto económico actual, lo reactivaría y haría crecer.

Sólo falta que de esto tomen buena nota los Estados y nuestra Unión Europea.

Vía| Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre Asistencia social a largo plazo y desinstitucionalización

Más información| http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:52014AE7336&rid=21

Imagen| casa wordpress

En QAH| Personas mayores y centros residencias (I): Introducción, Personas mayores y centros residencias (II): El ingresoPersonas mayores y centros residencias (III): El contrato de ingreso en residenciaPersonas mayores y centros residencias (IV): Protocolos para la determinación de la capacidad

RELACIONADOS