Actualidad Jurídica, Derecho Penal, Jurídico 


Pena de prisión por apología de la violencia de género

Coincidiendo con el décimo aniversario de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, el gobierno español prevé enmendar el artículo 510 del Código Penal para castigar la incitación a este tipo de violencia.

El Grupo Parlamentario Popular ha incluido recientemente una enmienda a la próxima reforma del Código Penal para que quien “fomente, promueva o incite directamente o distribuya, difunda o venda escritos” contra un grupo o una persona “por razones de género” se enfrente a penas de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses.

La propuesta también incluye los ataques por homofobia o contra la identidad de género, recogiendo así la demanda de distintas ONG y colectivos que pedían una inclusión explícita de ello, abarcando todo tipo de violencia en el ámbito doméstico.

El artículo 510 de nuestro Código Penal recoge un amplio listado de situaciones de discriminación, entre las que se encuentra el odio o la violencia “por motivos racistas, antisemitas, u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía […]”, todos ellos penados hasta ahora con prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.

Si esta enmienda se lleva finalmente a cabo, acontecimientos recientes podrían considerarse dentro de los supuestos de de apología de la violencia de género, como es el caso de las camisetas promocionales de una discoteca en Mallorca, donde se refleja que la solución a los problemas entre hombres y mujeres es a través de la agresión física; o incluso el comentario que el miembro de UPyD, Toni Cantó, escribió en Twitter: “¿Sabían que la UE paga 3.200 euros por cada denuncia por malos tratos? Desde 2004 nos han entrado así 2.080.000.000 euros. ¿Qué Gobierno renuncia a eso?”. Posteriormente se retractó del mismo.

Parece evidente que tras diez años de vigencia de la Ley Orgánica, con unas cifras intolerables en una sociedad como la nuestra –más de 600 mujeres fallecidas desde entonces- cualquier esfuerzo se hace pequeño en la lucha contra esta lacra.

Vía| El Mundo, Informativos Telecinco

RELACIONADOS