Cine y Series 


¿Películas que dan hambre?

Muchas veces vas al cine y acabas saliendo con hambre tras la película que has visto. Ver Charlie y la fabrica de chocolate, de Tim Burton, y no comer luego algún dulce resulta casi imposible. Salir salivando tras ver algunas películas no es extraño, ya que la comida ha estado presente en la gran pantalla desde sus inicios, aunque es en el cine estadounidense de las décadas 80 y 90 cuando va adquiriendo un mayor protagonismo.

Para muchos directores es un elemento recurrente en sus películas. Por ejemplo, Tarantino ha creado escenas memorables de esta conjunción cine vs comida. Os dejamos un Top 10 de algunas escenas en las que la comida se ha convertido en la protagonista o nos ha abierto el apetito al verlas:

Bajo el sol de la Toscana. En esta película podemos ver en varias escenas a la protagonista preparando y sirviendo la mesa con grandes platos que solo de verlo entran ganas de apuntarse al festín.

Come Reza Ama. La protagonista, Julia Roberts, se pasea en esta película por la bella Roma donde degusta pizza y pasta en varios restaurantes que te hacen venir ganas de ir a cenar a un italiano después del cine.

Julia Roberts en Come, Reza, Ama

Julia Roberts en Come, Reza, Ama

Charlie y la fabrica de chocolate. Esta nueva creación de Tim Burton nos transporta a un mundo dulce y fantástico que hace imposible no comer chocolate una vez hemos terminado de ver la película.

Pulp Fiction. El gran Tarantino siempre es muy recurrente con el tema comida. La conversación sobre hamburguesas que tienen Vince y Jules al principio de la película sirve de punto de partida, culminando con el propio personaje de Samuel L. Jackson saboreando la mítica Big Kahuna al final de la secuencia

Ratatouille. Esta película de dibujos animados te adentran en el mundo de la cocina francesa a través de un ratón que hará las delicias de los espectadores. Ambientada en París, la cinta hacía vivir al espectador la pasión por la cocina que sentía su protagonista, Remy, y todo el que vio la cinta sintió deseos de probar el plato que da nombre a la película. La receta de ratatouille es una especialidad regional francesa elaborada con diferentes hortalizas.

Escena de Ratatouille

Escena de Ratatouille

El Gran Hotel Budapest. En este film el director guarda un papel muy especial a un pequeño dulce que hace acto de presencia en diversas ocasiones, el llamado Courtesan au Chocolat.

Escena Gran Hotel Budapest y sus famosos dulces

Escena Gran Hotel Budapest y sus famosos dulces

Tomates verdes fritos. Una película de hace ya algunos años que tiene una mítica escena en la que una de las protagonistas enseña a hacer esta famosa receta.

Matilda. La famosa película de la niña nos deja varias “dulces” escenas que también son dignas de ser recordadas por nuestro estómago.

Chocolat. Solo el título ya abre el apetito a los que más amantes del dulce. Solo habrá que verla para transportarte a la sensación de comer chocolate.

Amélie. Todo aquel que haya visto esta película recordará ese maravilloso momento que vivía Amelie cuando rompía la capa de caramelo crujiente que cubre la crème brûlee. Una escena que ha dado lugar a uno de los carteles más reproducidos del cine: nuestra protagonista con la cuchara en la mano.

¿Ya os rugen las tripas? Buscando alguna de las películas que os hemos recomendado lo podéis comprobar.

 

Más información| El País

Imagen| Sensacine

RELACIONADOS