Patrimonio 


Patrimonio subacuático: el gran olvidado

El Patrimonio Subacuático ha sido en los últimos años objeto de gran debate, destacando especialmente el caso Odyssey, tesoro que tras años de litigios finalmente regresó a España, su legítimo dueño. Sin embargo, antes de continuar es importante señalar qué es y qué no es Patrimonio Subacuático. De este modo, la Unesco lo definió en 2001 de la siguiente manera:

El patrimonio cultural subacuático se entiende a todos los rastros de existencia humana que tengan un carácter cultural, histórico o arqueológico, que hayan estado bajo el agua, parcial o totalmente, de forma periódica o continua, por lo menos durante 100 años”.

Barco hundido en Canadá

Barco hundido en Canadá

De este modo el mar “es el mayor museo del mundo” donde bajo las aguas han quedado  sumergidas cuevas prehistóricas, ciudades, naves, edificios y un sinfín de objetos históricos que, en la mayoría de los casos, no nos son visibles pero que están ahí y que es necesario proteger. Destacando además que con el paso del tiempo se han convertido en el hábitat de diferentes especies marinas.

Existen una serie de amenazas hacia el Patrimonio subacuático, que pueden ser accidentales derivadas de acciones pesqueras y similares; y las relacionadas con la piratería y el intento empresarial de la apropiación de este rico patrimonio incentivado por medidas como la estadounidense, aunque en el caso español esto no es aplicable puesto que en la Ley de Patrimonio Histórico del 85 se establece que las normas de propiedad no se aplican al Patrimonio Cultural.

Debido a estos problemas en el Convenio de Jamaica (1982), y especialmente en el Convenio de la Unesco sobre la Protección del Patrimonio Subacuático (2001) se establecieron una serie de medidas: obligación de su preservación; preservación in situ como prioritaria; no explotación comercial; y formación e intercambio de información. Sin embargo esta no resuelve los problemas de propiedad, al igual que únicamente es aplicable a los países que lo han ratificado.

Barco hundido en Galicia

Barco hundido en Galicia

Si nos trasladamos a España el patrimonio que está sumergido arroja cifras importantes puesto que fueron miles los navíos españoles que se hundieron por todo el Imperio español y que se están tratando de documentar a través de los archivos por parte del Gobierno para evitar posibles expolios al patrimonio subacuático español, aunque lo cierto es que es imposible documentarlos todos.

Para este caso es importante señalar que no existe una legislación específica como sí sucede con el resto del Patrimonio Cultural. Únicamente existe el Libro Verde o Plan Nacional de Protección del Patrimonio Cultural Subacuático Español elaborado (2009), un compromiso consensuado de todas las instituciones implicadas y de las Comunidades Autónomas para desarrollar programas de documentación, elaboración de inventarios y levantamiento de cartas arqueológicas que mejoren y normalicen la gestión de nuestro rico, y en gran parte desconocido patrimonio sumergido, siguiendo lo establecido en la Convención de la Unesco.

Vía| ARQUA, Unesco, Ministerio de Cultura.

Imagen| Unesco, barco hundido en Canadá, barco hundido en Galicia.

Más información| Libro Verde.

En QAH| Odyssey vs Patrimonio Cultural, Arte bajo el mar

RELACIONADOS