Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal, Productividad Personal 


Pasar a la acción

Pasar a la acciónQue levanten la mano aquellas personas que tienen una  idea o un  objetivo en la cabeza o quieren sacar un proyecto hacia delante. Y ahora, que levanten la mano aquellas que todavía no han pasado a la acción. No os veo, pero si ocurre como en los cursos que imparto, la segunda vez también habrán levantado la manos unas cuantas personas. Lo primero que me gusta decir es que no pasa nada, porque para empezar ya lo hemos reconocido. Lo segundo es…¡¡¡hay que pasar a la acción!!! Sí, puede costar, podemos llevar tiempo intentándolo y siempre aparecerán las mismas disculpas : falta de tiempo, falta de dinero, falta de preparación… Pero hablemos de PASAR A LA ACCIÓN.

¿Qué necesitamos?

Cambio de actitud. Si siempre lo has pospuesto, mira que acción, por mínima que sea puedes llevar a cabo. Llamar a un posible cliente, crear un blog para mostrar lo que haces o llamar al gimnasio a ver cuáles son los precios. Una mínima acción, que te permitirá que cambies tu actitud. Encontrarás alguna que otra disculpa, no pasa nada. Pasa a la acción, por pequeña que sea ya te acercará a tu objetivo. Cuando empiezas ya te has comprometido un poco más, ya te has dicho: ¡¡¡es posible!!! Te has lanzado, aunque sea suavemente.

– Experimentar. La experiencia ya es un producto, nos lo dicen las startup, lo que aprendes, lo que observas, lo que puedes mejorar. Cuando pasas a la acción y te mueves se producen unos resultados. No son los definitivos, puede que llames a un gimnasio y no te guste. O puede que llames a un cliente y ni te responda. Bien. ¿Qué has aprendido? ¿Qué es lo que no te ha gustado del gimnasio? ¿Qué es lo que ha pasado con ese cliente: no le ha gustado tu producto, no ha entendido que ofreces…? No se trata de buscar una culpa del fallo, se trata de aprender algo nuevo.

-Aliados: el riesgo y los fracasos son aliados. El riesgo al asumirlo nos permite avanzar hacia nuestra meta, y los fracasos nos indican “algo”. ¿El qué?, cada uno tiene que averiguarlo. Pero también tenemos aliados más agradables: los mentores que nos cuentan su experiencia, los maestros que nos muestran caminos, los gurús a los que podemos observar.

La ilusión: la ilusión es lo que nos motiva, lo que nos lanza hacia delante. Es creer primero en nosotros y después en nuestro proyecto. Creer en nuestras posibilidades, en nuestra capacidad de seguir creciendo y aprendiendo.

Recuerda: “La vida no está hecha de deseos y sí de los actos de cada uno”, Paulo Coelho.

 

Más información | Generando Talento

Foto | 123RF

 

 

RELACIONADOS