Trending 


¿Participar en proyectos colaborativos?

“Crowdsourcing” es una forma de llevar a cabo algo con la colaboración de todos.  Una adaptación del lema “la unión hace la fuerza” a estos nuevos tiempos en los que la interconexión de cientos de millones de personas a través de Internet permite presentar una necesidad en forma de convocatoria abierta al mundo digital y dejar que la “masa” (crowd) digital participe y colabore en la búsqueda de una solución.

selection-64197_640Un ejemplo de “crowdsourcing” es Wikipedia, uno de los trabajos de colaboración más ambiciosos y descentralizados iniciado hace más de 10 años con el objetivo de establecer en la red una enciclopedia gratuita del conocimiento humano que cualquiera pudiera utilizar o corregir y que ya es responsable de más de 150 millones de horas de trabajo humano y que en el proceso se ha convertido en la fuente general más exhaustiva de información de una calidad muchas veces superior a la prevista.

El “crowdsourcing” está muy extendido en el mundo del marketing y se utiliza para enriquecer el proceso creativo acudiendo a la “masa” (crowd) digital para que colabore aportando ideas. Ejemplos por todos conocidos son las campañas para elegir el sabor de un refresco, el nombre de un producto o el diseño de una imagen de marca.

Pero el “crowdsourcing” tiene también su aplicación en el mundo de la innovación empresarial como alternativa para el desarrollo de proyectos.  Pensemos en una empresa con una gran idea pero pocos recursos para desarrollarla.  En vez de acudir a la entidad bancaria de turno, decide “viralizar” sus necesidades por las redes solicitando a la masa (“crowd”) colaboración en el campo del conocimiento, de las capacidades y de las habilidades.  A cambio, una “parte del pastel” si todo sale bien.  Y si no, al menos de la oportunidad y la experiencia de compartir nuestras aptitudes profesionales con otros profesionales que también hayan decidido participar y la posibilidad de generar nuevas redes alrededor de nuestra aportación, el sentimiento de creatividad y, cómo no, el de pertenencia a una comunidad.

El crowdsourcing en España todavía está todavía muy “verde” pero ya existen varias comunidades funcionado (véase, wwwinfocrowdsourcing.com) y son varios ya los proyectos en marcha que podemos consultar en Internet.  Lo que nos preguntamos es hasta qué punto un sistema basado en la solidaridad, la conectividad y las posibilidades tecnológicas podrá sobrevivir al margen del “apetito comercial” de nuestra sociedad.

¿Tú qué opinas?

 

Por Juan Canut

 

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/69006/hacer-proyecto-crowdsourcing"]
RELACIONADOS