Actualidad Jurídica, Jurídico 


Parodias: a la última moda

Las falsificaciones han pasado a un segundo plano. Ya no importa que miles de bolsos, colonias y cinturones

https://www.google.es/search?q=nathalie+croquet&rlz=1C1AVNE_esES681ES681&espv=2&biw=1366&bih=623&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjZ-MWM-tLMAhXNSxoKHaAoAGkQ_AUIBigB#imgrc=Trw1nU99fHJJLM%3A

#actualidadQAH

pululen por los mercadillos y rastros. Ahora el problema está en las parodias. Coco Chanel tiene que estar revolviéndose en su tumba. Cien años para posicionar su marca, su prestigio, otorgarle cierta notoriedad, para que ahora, un par de fotos en Instagram lo echen todo a perder. Y es que en el mundo de la moda el trending topic de las batallas legales está en las parodias.

Estas marcas se enfrentan ante una pérdida de valor. Es lo que se llama la dilución de una marca notoria (menoscabo del valor económico o de su poder distintivo). En ocasiones puede interpretarse que una parodia de una marca tiene un efecto directo sobre la actividad de la misma, representando un claro y grave perjuicio a la imagen de calidad, prestigio, seriedad y profesionalidad que posee. Se entiende marca notoria aquella que, por su volumen de ventas, duración, intensidad o alcance geográfico de su uso, valoración o prestigio alcanzado en el mercado o por cualquier otra causa, sean generalmente conocidos por el sector pertinente del público al que se destinan los productos.

camisetas-face-moda-6

Marca Notoria

En esta línea, establece el Tribunal Supremo que las marcas constituyen uno de los elementos patrimoniales intangibles de más trascendencia en la empresa moderna. Por ello, la protección de la marca no sólo beneficia al empresario por integrase en su activo patrimonial, sino también, y ello es lo más decisivo, a los consumidores destinatarios de los productos o de los servicios a los que identifica y distingue de los similares. La duplicidad de marcas induce a error al consumidor que atribuye un origen o procedencia equivocada a lo que adquiere o recibe y al tiempo provoca el aprovechamiento por un empresario de la reputación adquirida en el tráfico por otro, defraudando la confianza de los destinatarios de las mercancías o de los servicios, de ahí que deba eliminarse la coexistencia de marcas idénticas. En España, la parodia de derechos de marcas se encuentra protegida por la ley de marcas y por la de competencia desleal

Como ejemplo de esta moda, la última y más famosa parodia en el sector ha sido la protagonizada por la estilistas francesa Nathalie Croquet, la cual creó parodias de imágenes de campañas de alta costura que fue colgando poco a poco en su perfil de Instagram. Las parodias, en este caso, han tenido un buen fondo, y es que la estilista ha pretendido fotografiar el mundo real, sin retoques posteriores. Otro reciente litigio fue el de la marca de ropa deportiva The North Face contra The South Butt. Un Tribunal de Estados Unidos dictaminó que The South Butt menoscababa la imagen y prestigio de “La cara norte”. 4 años tardaron en darle la razón, y no era para menos. El logo era similiar, el nombre era una parodia, incluso utilizaron un lema muy parecido (Never stop exploring vs. Never stop smiling).

 Vía| Ley de Marcas, STS 27/05/2009, The North Face parodia moda
Imagen| lancome, Marca Notoria

RELACIONADOS