Ciencia, Neurociencia 


Parkinson: descripción y síntomas

La enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central que pertenece al grupo de los trastornos del movimiento. A medida que las células nerviosas empiezan a deteriorarse, las personas pueden comenzar a notar problemas con el movimiento, temblor, rigidez en las extremidades o en el tronco o deterioro en el equilibrio.

Se desconoce la etiología de la enfermedad, sin embargo, se piensa que la enfermedad de Parkinson es debida al resultado de la combinación de una susceptibilidad genética y de una exposición a uno o más factores ambientales desconocidos que provocan la enfermedad.

Las estimaciones sugieren que alrededor de 50.000 americanos son diagnosticados de Parkinson al año, sin embargo, algunas estimaciones son mayores (NIH, 2016).

Según la asociación europea de enfermedad de Parkinson, alrededor de 6,3 millones de personas tienen esta enfermedad en todo el mundo. La mayoría de las personas que padecen esta enfermedad son mayores de 60 años, sin embargo una de cada 10 personas la padece antes de los 50 años (EPDA, 2016)

Los cuatro síntomas principales de la enfermedad son:

parkinson-cerebro-caraTemblor: muchas veces comienza en una mano. Es más obvio cuando la mano se encuentra en reposo o cuando la persona se encuentra bajo estrés. El temblor normalmente desaparece durante el sueño o mejora con movimientos intencionados.

Rigidez: la rigidez o la resistencia al movimiento afecta a la mayoría de las personas con Parkinson. La rigidez se vuelve más evidente cuando una persona intenta mover el brazo del individuo, que se moverá similar a una rueda dentada.

Bradicinesia: este enlentecimiento de los movimientos automáticos y espontáneos puede complicar mucho tareas sencillas. Actividades como vestirse o lavarse pueden llevar mucho más tiempo. A menudo también existe una disminución de la expresión facial.

Inestabilidad postural: la pérdida del equilibrio, puede provocar caídas más fácilmente.

En este momento no existe cura para la enfermedad de Parkinson, sin embargo los medicamentos o la cirugía pueden mejorar los síntomas motores. La medicación que se suele utilizar en la enfermedad de Parkinson se divide en tres categorías. La primera incluye medicamentos que incrementan los niveles de dopamina en el cerebro. Los segundos afectan a otros neurotransmisores que alivian algunos de los síntomas de la enfermedad.  La tercera categoría de medicamentos actúan sobre los síntomas no motores de la enfermedad (NIH, 2016).

* Vía|European Parkinson´s Disease Association, National Institute of Neurological Disorder and Stroke
* Imagen|ParkinsonParkinson cara

RELACIONADOS