Jurídico 


¿Para qué sirven las marcas?

Cuando hablamos del término marca a todos nos viene a la cabeza alguna palabra, representación gráfica o forma que nos hace recordar cuál es el origen del producto. Se han dado muchas definiciones de marcas, si bien la que más aceptación tiene entre la doctrina es la siguiente: Una marca es un signo que permite diferenciar los productos o servicios de una empresa de los de las demás. La marca no es el único signo distintivo, también podemos encontrar el nombre comercial, el rótulo del establecimiento, las denominaciones geográficas y los nombres de dominio.

Los antecedentes de regulación sobre marcas se remontan a la Ley de marcas de 1988 y la Ley de Propiedad Intelectual de 1902. Sin embargo, con nuestra entrada en la Unión Europea nos vimos en la obligación de armonizar nuestra legislación para ponerla en consonancia con los mandatos procedentes de las instituciones comunitarias, manifestados en la Directiva 2008/95. En el Derecho Internacional también encontramos regulación de marcas, como el previsto en el Acuerdo ADPIC (OMC) de 1994 y la TDM de 1994. En nuestro régimen jurídico la regulación de las marcas se recogen en la Ley 17/2001, Ley de marcas.

derecho Marcas

Como hemos visto el concepto marca hace referencia a cualquier signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de otras. Veamos en detalle que implicaciones tiene esta definición expresada en el art. 4.1 Ley de marcas.

  • Todo signo: se expresa un catalogo ejemplificativo bastante amplio, entre los que podemos mencionar las palabras, imágenes, formas tridimensionales y símbolos. Como bien menciono la ST TJCE 25.1.2007 no es válida una idea o un concepto abstracto.
  • Fuerza distintiva: esto significa que la marca debe indicar el origen de los productos. Los tribunales la han examinado partiendo de la idea de la capacidad diferenciadora respecto a otras marcas de otros productos.
  • La representación gráfica: significa el carácter instrumental de la misma.

Uno de los problemas más interesantes que se han planteado en cuanto a las marcas son los requisitos que deben cumplirse para proceder a su registro. La marca debe ser clara, precisa, completa en sí misma, fácilmente accesible, inteligible, duradera y objetiva. Estos requisitos deben cumplirse tanto en la solicitud para su registro como durante la vida de la marca. No se acepta los signos olfativos, gustativos ni táctiles. Sin embargo, fue muy polémica la Res. Sala 2ª recursos, de 11.2.99 que aceptó como signo distintivo el olor a hierba recién cortada de pelotas de tenis.

 

La importancia de las marcas reside precisamente en la protección que esta otorga a sus titulares. El registro de una marca otorga a la empresa el derecho exclusivo a impedir que terceros comercialicen productos idénticos o similares con la misma marca o utilizando una marca tan similar que pueda crear confusión.  El sistema español e la LM de 2001 es un sistema registral mixto, como también sucede en Italia y Alemania. En sentido contrario, el sistema francés y el comunitario se basan en un régimen puro. La Oficina Española de Patentes y Marcas es el Organismo Público responsable del registro y la concesión de las distintas modalidades de Propiedad Industrial.

Por una parte, tenemos la protección basada en el registro (art. 2.1 LM) y la protección de la marca notoria no registrada (art. 6.2 LM).

La protección de la marcas se obtiene mediante el registro en ciertos casos a través de su utilización. Sin embargo, aunque las marcas puedan protegerse a través de su uso, es recomendable registrarlas presentando la solicitud apropiada en el registro español de marcas.

 

Via | Elaboración propia

Imagen | aldeahost.info

En QAH | ¿Qué es el Derecho de Marcas?

 

RELACIONADOS