Patrimonio 


Los Palacios de Orccha en India

Orchha fue fundada en el año 1501, por el príncipe de la dinastía Bundelā, Rudra Pratap Singh, quien se convirtió en el primer Rajá de Orchha (1501-1531) y fue el que inició la construcción del Fuerte de Orchha. Singh murió en un intento de salvar a una vaca (animal sagrado del hinduismo) de un león. Gran parte de los suntuoso palacios, albercas y jardines de la entonces próspera ciudad fueron realizados con un objetivo principalmente diplomático: los rajás hinduistas de Orccha solían invitar a los poderosos emperadores mogoles musulmanes a estos ambientes en donde abundaban los placeres sensuales, de este modo el pequeño aunque rico estado de Orchha mantenía la amistad con sus poderosos rivales. A fin de contentar los gustos de los magnates mogoles se produjo en Orchha una muy lograda síntesis de estilos artísticos: la del islámico-mogol con la del arte tradicional hindú, resaltándose el tema de la lujuria. Para tal objetivo, la arquitectura, a más de reunir elementos del arte islámico y mogol con los del arte hinduista, estuvo profusamente decorada con taraceas y musivaria de piedras semipreciosas y relieves en la sillería interior. El conjunto palaciego fue muy inteligentemente climatizado (manteniendo una temperatura ambiente casi constantemente agradable) merced a la sabia disposición de grandes albercas sobre las cuales soplaban las refrescantes brisas y vientos hacia el núcleo del edificio.

El Raj Mahal, siglo XVI

El Raj Mahal o Templo Real fue construido por Madhukar Shah durante su reinado (1554-1591) y fue abandonado en 1783. Su exterior es simple, sin adornos, pero las habitaciones interiores del palacio están realizadas con esmero arquitectónico, decoradas con murales de temas sociales y religiosos, donde se ven dioses, animales míticos y personas. En el piso superior del palacio hay rastros de espejos en los techos y las paredes. Las ventanas, los pasajes con arcadas y su distribución están diseñados de tal manera que “la luz del sol y la sombra crean áreas de diferentes estados de ánimo y temperaturas a lo largo del día“.

Aunque el edificio está bastante deteriorado, lo más importante se encuentra en las habitaciones de la planta baja, donde se exhiben maravillosas pinturas llenas de vida y movimiento, centradas básicamente en la vida de Kŗşņa, uno de los avatares de Vişņu. Sus amores y danzas con las gopīs (pastorcillas) conmemoran la bucólica e idílica escena de la vida del dios representada por un motivo ornamental muy famoso, el rasalila, una danza circular en la cual Kŗşņa multiplica su imagen para que todas las muchachas puedan disfrutar por igual de él como compañero. Destaca una pintura donde Kŗşņa levitando en el aire va a socorrer a un elefante para salvarle del ataque de un cocodrilo.

El Raj Mahal, pintura con escena del Ramāyāṇa, donde Rama y Sita reciben la visita de Hanuman.

Kŗşņa socorre al elefante

 

 

 

 

 

 

 

La gran obra maestra de Orccha es el Jahangir Mahal, el cual se remonta al siglo XVII cuando el gobernante de la región Vir Singh Deo (1605-1627) mandó construir este edificio como símbolo de la cálida recepción a su amigo y protector el emperador mogol Jahangir, durante su visita a la ciudad. La entrada de este palacio, está marcada por una concepción artística y tradicional que da a un patio interior, alrededor del cual se alzan los distintos pisos. La pared frontal del edificio está orientada hacia el Este y está cubierta con azulejos de color turquesa. Las entradas al palacio son unas puertas lo suficientemente grandes como para acomodar la entrada de elefantes.

Este palacio de cinco pisos, y planta cuadrangular cuenta con una galería voladiza y protegida por celosías que bordea la tercera planta del edificio y conecta entre sí las distintas dependencias, todas orientadas hacia el patio interior. El cuarto piso cuenta con ocho pabellones rematados por torres que marcan las direcciones de la brújula, con cúpulas segmentadas coronadas por una flor de loto o una vasija para agua. Estas cúpulas del Jahangir Mahal fueron construidas según las costumbres timúridas del arte mogol. El último piso está formado por terrazas y chhatris conectados por angostas galerías que simulan almenas rodeando el edificio. Las cornisas, voladizos, ménsulas, parapetos y vanos de puertas y ventanas están finamente labrados en piedra caliza de tonos ocres, y los muros están pintados con motivos florales y geométricos. En medio del patio hay un estanque de agua

El Jahangir Mahal, siglo XVII

 

El tercer y último palacio de Orccha es el Sheesh Mahal que está flanqueado a ambos lados por el Raj Mahal y el Jahangir Mahal. Fue construido para el Maharajá Udait Singh, entre los siglos XVI y XVII, pero no llega en grandeza a ninguno de los dos. Actualmente es un hotel de lujo. En el interior de este edificio existe una gran sala con un impresionante techo alto que es el comedor. Alojarse en cualquiera de las dos suites reales de la planta superior, es un gozo para la vista pues ofrecen unas panorámicas espléndidas de la ciudad, dando al huésped una sensación de realeza.

Vía| Siliotti, A., Norte de la India, Editorial Libsa, Madrid, 2005

Imagen| Raj Mahal, Kŗşņa socorre al elefante, Escena del Ramāyāṇa, Jahangir Mahal

En QAH| El Arte del Imperio Mogol en India (I), El Arte del Imperio Mogol en India (II)El arte medieval en India,

 

RELACIONADOS