Cultura y Sociedad, Literatura 


Palabras e imágenes que sanan almas y mentes

El legado de Catherine Elliot creado por Gemma Camblor y Esther Gili

“Si ella escucha,

si comprende el idioma en que hablo,

¡qué dulzura tan honda hará nido

en su alma sensible de árbol!

Y tal vez, a la noche,

cuando el viento abanique su copa,

embriagada de gozo le cuente:

-¡Hoy a mí me dijeron hermosa!”

Fragmento de “La higuera”,  poema de Juana De Ibarbourou

Otro año más nos ha dejado hace unos días y, como siempre, mil y un propósitos cobran vida en nuestra lista de año nuevo. Son sueños incumplidos que esperamos que en este nuevo inicio se cumplan después de tanto tiempo dormidos. Pero lo cierto es que la luz no puede vivir sin oscuridad y, según van pasando los días, el trabajo, los problemas, la situación social en general, nos hace desistir y engañarnos pensando en que el próximo sí que será nuestro año. Pero lo que no sabemos es que ese monstruo que nos habla de inconstancia, miedo, inseguridad y “no puedo” va a volver y otra vez se quedará todo en un cajón de sastre.

Por suerte la vida nos regala sorpresas. Una canción, una conversación con un amigo, un abrazo… Hacen que algo haga “click” y, de una vez por todas, nos decidimos a poner el pie en el camino de baldosas amarillas sin mirar atrás. Y eso, esa fuerza que nos hace avanzar, es lo que es simboliza la nueva obra de Gemma Camblor (escritora, autora de algunos cuentos cortos; ésta es su primera obra de gran formato) y Esther Gili (ilustradora, cuenta con grandes creaciones publicadas como El lenguaje de las olas publicado junto a Magela Ronda en Astronave).

El legado de Catherine Elliot es un relato magnifico iluminado por ilustraciones de igual carácter que nos habla de personas que, en un momento dado, deciden que sus vidas tienen que cambiar y coger el rumbo que querían y necesitaban sin que importen las normas sociales, las soledades, los obstáculos o las dificultades económicas. Es un libro que  no da un soplo de aire a la persona agobiada, le regala una ráfaga para que pueda respirar en un mundo en el que cada vez es más difícil hacerlo. Y no me refiero solo a las boinas de contaminación que nos acompañan todos los días en las grandes ciudades.

De esto modo, leyendo sus páginas, nos sumergimos en la historia de la primera y principal protagonista (aunque es una obra muy coral en esta cuestión). Esta no es otra que la mujer del título: Catherine Elliot. Nos trasladamos a la campiña inglesa y a una familia que cuenta con ella como narradora de historias y que empieza esa ola de fuerza que llega hasta el lector actual al negarse a seguir publicando bajo seudónimo. Esto le cuesta su carrera literaria pero su único trabajo con su nombre propio da ese pequeño empujón hacia lo deseado y desconocido, de lo que hablaba al principio, al resto de personajes que pueblan los diez capítulos que forman el libro. Tan diversos y distintos (desde una pintora de fin de siglo hasta un profesor jubilado) que, a su vez, forman una sola persona con la que quien se acerque a leer esta obra de arte se va a sentir identificado sin poder remediarlo.

La prosa con la que está narrada la historia está muy cuidada y es accesible a todo tipo de público. Es perfecta en muchos sentidos, aporta los diálogos justos e, incluso, introduce otros géneros como el epistolar. Se nota que la documentación ha sido importante y se ha trabajado mucho en este aspecto (ocurre lo mismo con las ilustraciones). Es algo que se nota en historias como la de la propia Catherine, como se observa el poso de otros artistas y obras.

Así se puede ver la influencia de las Brönte, Austen, Louisa May Alcott, Scott Fitzgerald o creaciones como La ladrona de libros en cuestiones literarias. En relación a las artísticas podemos encontrar un cuadro de Tamara de Lempicka (aparece en dos capítulos), La Isla de los muertos de Böcklin, El club de los poetas muertos o personajes como Ramón Casas (cierto es que sus cuadros presentan a mujeres modernas e independientes como dicen las autoras), pero también es el creador de obras como La sífilis en la que la enfermedad aparece como una mujer. En ocasiones el mensaje es ambiguo en este tipo de obras como el que da Sebastià Junyent en su pintura Clorosis), Luïsa Vidal, a la que se dedicó una exposición monográfica en el  Museu Nacional d’art de Catalunya, excelente contribución a la difusión de figuras como ella que no son conocidas por el público y que han sido olvidadas. Otros ejemplos podías ser Elena Brockmann de Llanos , Antonia de Bañuelos) o Gaspar Camps i Junyent. Incluso movimientos artísticos como el Modernismo o el Art Déco.

La mayoría de estas influencias las han tratado las autoras en sus curiosidades sobre la obra en sus redes sociales. También se puede disponer de la BSO del libro por ese medio.

En definitiva es un regalo perfecto para alguien que esté perdido y necesite dar de nuevo sentido a su vida. Una forma nueva de empoderarse con referentes históricos pero alejándose de otras publicaciones en las que se trabaja el elemento biográfico de las creadoras con una ilustración.

Y, como decía Juana De Ibarbourou sobre la higuera en su poema, que por una vez su voz interior, que es la que realmente importa y no la de los demás, le diga  que es hermosa.

Más información:

*Datos del libro:

  • Título: El legado de Catherine Elliot.
  • Autoras: Gemma Camblor y Esther Gili.
  • Editorial: Lunwerg (Planeta Editorial).
  • Tipo de encuadernación: cartoné.
  • Número de páginas: 216.
  • Capítulos: 10 con un epílogo.
  • Precio: 21,90 euros.

*Páginas de las autoras:

  • Gemma Camblor:

http://www.wayaiulandia.com/

  • Esther Gili:

http://www.esthergili.com/

*Instagram y twitter de las autoras:

  • Gemma Camblor:

* https://www.instagram.com/wayaiu/

* https://www.instagram.com/wayaiu/

  • Esther Gili:

* https://www.instagram.com/esthergili/?hl=es

* https://twitter.com/esthergili_

  • “Una enfermedad de mujeres: medicina e ideología en el ejemplo histórico de la Clorosis”. Trabajo de varios autores. Universitat d’Alacant.

http://www.ub.edu/tig/GWBNet/ModenaPapers/BernabeuEsp.pdf

  • Guía del Museu del Modernisme català, varios autores, 2010.

 

 

RELACIONADOS