Actualidad Jurídica, Jurídico 


Oscar Pistorius, del cielo al infierno


Oscar Pistorius es un héroe caído. Después de ser el primer discapacitado en ganar la medalla de oro de los juegos olímpicos, un veredicto del Tribunal Superior de Pretoria, emitido el 11 de septiembre, le ha declarado culpable de homicidio imprudente. Sin duda esta sentencia arroja luz en una sociedad con unos elevados índices de criminalidad, en el que muere una mujer a manos de su pareja cada 8 horas. Además, el hecho de que una jueza procedente de una etnia minoritaria y oprimida hasta hace muy pocos años juzgue a un “blanco rico” es uno de los alicientes que ha tenido el caso en los medios de comunicación.

pistorius.

#actualidadQAH

En realidad pocos hechos fueron discutidos: fiscal y abogado coincidieron en que el día de San Valentín del año 2013 el Señor Pistorius disparó cuatro veces a la puerta cerrada del baño de su casa causando la muerte a su novia, la modelo Reeva Steenkamp. La defensa de Pistorius siempre mantuvo la misma postura: disparó porque pensó que había un intruso y temía por su vida. La fiscalía creía que lo había hecho intencionalmente.

De acuerdo con el derecho sudafricano, el juicio tenía cuatro resultados posibles: asesinato (premeditated murder), homicidio doloso (murder), homicidio imprudente (culpable homicide) y absolución. El asesinato requiere premeditación, y parece claro que no había pruebas de que hubiera ningún plan. Para probar el homicidio doloso, los fiscales debían acreditar la intención de matar, y para probar el homicidio imprudente, bastaba con mostrar un comportamiento irrazonable del reo de acuerdo con las reglas de la prudencia. Una absolución requería acoger la alegación de la defensa, es decir, que el miedo a su vida era tal que le llevó a actuar de manera instintiva e inconsciente.

Oscar Pistorius durante el juicio

Oscar Pistorius durante el juicio

El veredicto de la jueza Masipa condena a Pistorius por homicidio imprudente porque considera que realizó un acto consciente sin la intención de matar, pero del que cualquier persona razonable hubiera esperado un resultado luctuoso.

La atención mediática del caso, que ha sido el primero en ser televisado en la historia de Sudáfrica, generó un juicio paralelo en la opinión pública. La legitimidad de estos juicios mediáticos es polémica: ¿afectan a la presunción de inocencia posicionando a la opinión pública?. Habrá que esperar al 13 de octubre para conocer la sentencia y así poder saber si la jueza valora estas circunstancias a la hora de dictar la pena, que probablemente oscilará entre 5 y 10 años.

Vía| Jesús Tallos

Más información| CNN

Imágenes| zona sport ; peru21

 

RELACIONADOS