Opinión 


Oro molido, para sentirnos orgullosos de ser españoles

Aunque todo indica que está teniendo un muy buen éxito de ventas, el libro de Mª Elvira Roca “Imperiofobia y leyenda negra” merece además ser leído y retenido como un libro imprescindible en  cualquier biblioteca personal.

 

Incluso contando con obras monográficas previas tan sobresalientes sobre la Leyenda negra como la de Julián Juderias (1914) y otros libros sobre el mismo tema, Los judíos y América de Joseph Pérez, el libro de MªElvira Roca da un gran paso adelante al ampliar y profundizar en el contenido de su título con un apoyo argumental y de fuentes históricas y contemporáneas –muchas de ellas de origen extranjero–realmente apabullante. A partir de ahora, seguir manteniendo los tópicos antiespañoles será propio de gentes “poco leídas”.

Imperiofobia y leyenda negra de Mª Elvira Roca

 

He aquí un muy sintético resumen de su contenido:

 

La expulsión de los judíos de España fue más tardía y en mejores condiciones que en el resto de países europeos. Permanencia previa conversión y derecho de enajenación de sus bienes. Su marcha apenas impactó a la economía española

 

El Renacimiento, fue posible gracias al Imperio español; no a pesar de España. La Italia española se desarrolló –crecimiento de la población y las infraestructuras– mucho más que Venecia o Florencia.

 

El Protestantismo dinamitó la unidad europea, inventó la propaganda mediante libelos mentirosos y zafíos, expolió la propiedad privada de los católicos mediante la violencia y las armas y creó la monarquía absoluta política y religiosa.

 

La Armada Invencible –con minoritaria presencia de soldados y barcos españoles– fue seguida de cinco intentos ingleses de derrotar a España, con muchos mas medios en la península ibérica , Cartagena de Indias, México y Argentina. En todos ellos España venció clamorosamente con mucha mas destreza militar que medios, siempre inferiores a los británicos.

Galeón español de la Armada Invencible

 

De Shakespeare se sabe muy poco –a diferencia de Cervantes– quizás porque era católico en una Inglaterra donde estaban perseguidos. Nunca pudo “salir del armario”, y a diferencia de sus colegas europeos jamás asumió la leyenda negra, llegando a crear un personaje para criticar al traidor Antonio Pérez, uno de sus padres.

 

La famosa hambruna irlandesa no fue debida a una mala cosecha de patatas, sino a una deliberada y trágicamente exitosa política de la anglicana Inglaterra contra la católica Irlanda.

 

Hasta 1860 en Inglaterra, Suecia, Dianamarca y Noruega los católicos y otras confesiones eran objeto de confiscación de sus bienes y exilio forzoso.

 

La Inquisición fue creada en Francia y siglos después llegó a España. Con datos fidedignos de todos los casos juzgados en España –1540-1700– hubo 1.346 condenas –no ejecuciones–  a muerte y en toda Europa –incluida España– no llegaron a las 3.000. En cualquier país protestante estas cifras son irrisorias comparadas con sus ejecuciones al margen de la ley. Galileo no fue torturado y “Eppur si muove·” es una frase inventada en Londres en 1757. Lavoisier –padre de la ciencia química– fue guillotinado en Francia porque según su sentencia: “la Revolución no necesita químicos ni científicos”.

 

Los últimos estudios registran la quema de 500.000 brujas en Europa, de las que a España corresponden 27.

 

Humberto Eco y Arturo Pérez Reverte se han hecho ricos contando historias completamente falsas para vender sus libros. Mario Vargas Llosa llega a culpar a España de no haber desarrollado la narrativa como género literario –a pesar de haberla inventado con El Quijote, El lazarillo de Tormes,…–. Los tres se han “tragado” la leyenda negra sin pestañear…..al no leer lo suficiente para enterarse.

 

La Leyenda negra, que tuvo diversos frentes propagandísticos: Italia, Alemania, Holanda, Inglaterra, Francia….utilizó los mismos métodos y medios que Willi Müzenberg –al servicio de Lenin y Stalin– que organizó –con éxito hasta hoy– el monopolio de “la cultura” a su servicio.

 

La América hispana disfrutó de un virtuoso desarrollo: vías de comunicación que vertebraron el continente, ejemplar ordenamiento urbano de la ciudades y amplio despliegue de hospitales. En Lima, uno por 101 habitantes; cifra mejor que las de EE.UU de hoy.

 

Fray Bartolomé de las Casas

El Juicio de residencia, fue una modélica institución española –de origen romano- para juzgar el desempeño de los responsables de la administración pública; luego liquidada por los liberales de Cádiz!

 

Fray Bartolomé de las Casas, tuvo poca experiencia, era poco leído,  pero inventó barbaridades al gusto de los enemigos de España. Estaba a favor de los sacrificios humanos de los aztecas y de la esclavitud de los negros. Su libro carece del más elemental rigor histórico.

 

Antonio de Montesinos, un personaje grandioso. Sermoneó con éxito en Santo Domingo y por suscripción popular pudo viajar en 1511 a la corte española y hablar con Fernando el Católico -¡colándose en sus aposentos y siendo atendido!– para convencerle de que los indios eran seres humanos con los mismos derechos que los españoles. 

Antonio de Montesinos

 

Casi dos siglos después, los ilustrados Montesquieu y Jefferson, se atribuyeron –en virtud de un ridículo adanismo– lo que España había sancionado legalmente con tanta antelación.

 

Carlos III, con la expulsión –de dramáticas consecuencias para los indígenas– de los jesuitas de sus misiones americanas y la centralización del Imperio sentó las bases de su decadencia.

 

La ciencia de la frenología –puro racismo científico– adoptado con tanto trágico éxito por Hitler contra los judíos, sirvió de base para establecer que España era un país de “degenerados” por razones genéticas, lo que justificaba su decadencia. Joaquín Costa y Ortega y Gasset fueron activos seguidores de esta –ahora obviamente olvidada supuesta ciencia– siniestra escuela de pensamiento….junto con la generación del 98!

 

Todo indica que ha llegado la hora de asumir nuestro verdadero pasado histórico con sus  grandezas y miserias –más de  las primeras que de  las segundas–  para sentirnos orgullosos de nuestras extraordinarias e imprescindibles contribuciones a la forja de nuestra civilización occidental, patria de todos los mejores logros sociales y económicos de la humanidad.

 

Twitter| @jbanegasn
Más información| España, más allá de lo conseguido, Canal Youtube de Jesús Banegas y Programa radio “Viaje a Serendipia”
En QAH| Otros artículos de Jesús Banegas
Imágenes| Imperiofobia y leyenda negra de Mª Elvira RocaGaleón español de la Armada InvencibleAntonio de MontesinosFray Bartolomé de las Casas y portada artículo

RELACIONADOS