Historia 


Origen de la expresión “La ocasión la pintan calva”

¿Cuántas veces utilizamos dichos o frases hechas muy asimiladas en nuestra mentalidad y tradición pero de las que no conocemos su origen? Algunas pueden remontar su explicación a la Antigüedad Clásica y siguen en plena vigencia en nuestro siglo XXI, como la que hoy nos ocupa. ¿Quién no ha pronunciado alguna vez la ocasión la pintan calva cuando quería referirse a una oportunidad que no podía ni debía dejar escapar? Pero, ¿quién era ocasión?, ¿y por qué la pintaban calva?

La diosa Ocasión

La diosa Ocasión

Ocasión era una diosa de origen greco-romano, también conocida por el nombre de diosa Oportunidad y para comprender lo que esta deidad representaba, en primer lugar, debemos saber cómo era personificada. La diosa Ocasión era encarnada, según la tradición romana, por una doncella desnuda de gran hermosura y extensa cabellera en la parte delantera de su cabeza pero calva o rapada en la parte posterior. Del mismo modo, sostenía un cuchillo en su mano derecha y se situaba sobre una rueda que se encontraba siempre en movimiento. También podía aparecer con alas, o en los talones o en la espalda. Esto último para recordarnos la volatilidad de ocasiones

Sabiendo cómo era representada Ocasión comprenderemos mejor lo que ella encarnaba: las buenas ocasiones perdidas, dejadas pasar, ya que si la diosa Ocasión pasaba por nuestro lado lo haría velozmente y nos sería imposible asirla de los cabellos para retenerla pues en su parte posterior, en la nuca, no tenía. Indicando así, lo fácil de coger las ocasiones cuando se nos presentan de frente pero la imposibilidad de hacerlo cuando ya han pasado. El cuchillo que portaba la diosa, por su parte, significaba que aquél a quien ella tocase podría liberarse de toda atadura que le amarrase y aprovechar la ocasión cuando esta llegase.

Las fábulas de Fedro

Las fábulas de Fedro

Un autor clásico que nos habla de la diosa Ocasión es Fedro (hacia el 15-20 a. C.-hacia el 50 d. C.), fabulista latino, autor de cinco libros de fábulas en verso con los que pretende, por una parte, instruir a su público, y por otra, deleitarse al mismo tiempo. Este es el fragmento en el que trata sobre la diosa Ocasión:

De carrera rápida, gravitando sobre una navaja, calva, peluda la frente, desnudo el cuerpo, si te apoderas del cual es menester que lo retengas, pues, escapado una vez, no puede el mismo Júpiter volver a cogerlo; esa es la alegoría que significa la breve ocasión de las cosas.

En El Quijote de Miguel de Cervantes podemos encontrar también una representación de la diosa ocasión cuando se refiere a Sancho en los siguientes términos:

tomaba la ocasión por la melena en esto de regalarse cada y cuando se le ofrecía.

Por su parte, Joaquín Bastús (escritor, cervantista y pedagogo español del siglo XIX) explicaba otro dicho muy similar al que estamos tratando, coger la ocasión por la melena o asir la ocasión por los pelos, a través también de la representación de la Diosa ocasión, afirmando que fue Fidias el que la representó con ese aspecto.

En uno de los diálogos de la Antología Griega de Lisipo es la misma diosa la que explica su aspecto a un viajero:

-¿Y esa cabellera que desciende hasta su frente?

-Es para ser cogida fácilmente por el primero que me encuentre.

-Observo que no tienes un solo cabello en la parte posterior de la cabeza.

-A fin de que ninguno de aquellos que me hayan dejado pasar sin cogerme pueda luego realizarlo.

De este modo podemos comprender el significado pleno del proverbio que nos ocupa: La ocasión la pintan calva. El hecho de que debemos aprovechar las oportunidades en el momento y lugar que se nos presentan, no dejándolas escapar. Este dicho también ha derivado en otros como coger la ocasión por los pelos, o una expresión de gran cotidianeidad en nuestra vida como por los pelos (¿Quién, alguna vez en su vida, no ha llegado a coger o a perder el autobús o el tren por los pelos?).

Vía|Entre Dichos

Más información|CARDONA, F., Mitología Romana, Barcelona, 2008

Imagen|Diosa Ocasión, las fábulas de Fedro

En QAH|Augusto y su aproximación a los dioses, Emperadores-dioses: el origen del culto imperial en Roma

RELACIONADOS