ENTRAR

Origen de la expresión “brillar por su ausencia” y del término “pasquín”

tacito

Estatua de Tácito, historiador romano al que se atribuye el origen de la expresión “brillar por su ausencia”

La civilización romana nos ha dejado una gran herencia de todo tipo. También en nuestro lenguaje. Empleamos multitud de términos y expresiones que proceden de aquellos años. En este artículo incluimos dos ejemplos de ello: “brillar por su ausencia”, la expresión que utilizamos para hacer notar que algo o alguien no está presente, y “pasquín”. El origen de ambos tiene una historia interesante.

En concreto, la expresión “brillar por su ausencia” apareció en el libro Los anales del historiador latino Tácito. Los romanos tenían tradición de exhibir en los actos fúnebres los retratos de todos los antepasados y deudos del difunto. En el citado libro, el historiador escribía sobre los funerales de Juni, viuda de Casio y hermana de Bruto (el asesino de Julio César). En un pasaje relataba que “delante se llevaron las imágenes de 20 familias muy ilustres: los Manlios, los Quintios y otros nombres de igual nobleza. Pero entre todos brillaban Casio y Bruto, por lo mismo que no se veían sus imágenes. Las imágenes de Casio y Bruto no estaban porque habían sido eliminadas de la opinión pública tras conocerse que habían conjurado contra el César.

En el siglo XVIII, el poeta francés André de Chenier popularizó la expresión. También se  cuenta que en la inauguración del Teatro Real de Madrid, el 19 de noviembre de 1850, todo el reciento cultural estaba lleno, salvo un palco vacío, que correspondía a una duquesa. Al tratarse de una velada tan especial, su ausencia destacó (brilló) más que si hubiera asistido al evento en el que se dio cita toda la alta sociedad. En la actualidad, se da un último significado a la expresión “brillar por su ausencia”, esta vez dedicada a las estrellas del firmamento que, aunque ya no existen, siguen brillando a nuestros ojos.

pasquino

Estatua de Pasquino, situada cerca de la Plaza Navona en Roma

Otra palabra que procede de la antigua Roma y seguimos empleando hoy en día es el término “pasquín”. En este caso, la historia es particularmente curiosa. Se cree que Pasquino era un gladiador romano admirado por el pueblo por su comportamiento en el Coliseo. Fue grande su fama sobre la arena. Tanto es así que, a su muerte, el gobierno  erigió una estatua en su memoria. La estatua está situada detrás del Palazzo Braschi de la capital italiana, cerca de la Piazza Navona. Esta es la versión más extendida, pues también hay otras que cuenta que la estatua honraba a un zapatero o también que formaba parte de un conjunto escultórico en el que se representaba a Hércules.

Pero la historia no termina ahí. En aquellos tiempos, comenzó la costumbre de fijar libelos o escritos satíricos en el pedestal de la estatua a Pasquino. Así las cosas, según fueron pasando los años, el nombre del aclamado gladiador pasó a ser sinónimo de las sátiras contra el poder establecido. El término llegó a España con esa denominación y así lo recoge la RAE. En su primera acepción, pasquín significa: “escrito anónimo que se fija en sitio público, con expresiones satíricas contra el Gobierno o contra una persona particular o corporación determinada.” Tiene una segunda acepción, utilizada en El Salvador, Nicaragua, Uruguay y Venezuela en el que se asocia el término a “Diario, semanario o revista con artículos e ilustraciones de mala calidad y de carácter sensacionalista y calumnioso”. Es curioso ver la forma casual en la que el idioma, siempre vivo, va adoptando términos. Cómo un valeroso y aguerrido gladiador romano da nombre a esos pasquines que vemos en manifestaciones y espacios públicos.

 

Vía| Dichosexplicados

Más información|Estacionpoetas

Imagen| Amanecerdeseadonoticias, Absolutroma

URL: http://queaprendemoshoy.com/?p=64280

albertoroa Escrito por el nov 6 2013. Archivado bajo Cultura y Sociedad, Historia.





300x250 ad code [Inner pages]

CONOCE AL REDACTOR

Alberto Roa Arbeteta

Twitter
albertoroa

Estudiante de periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid.

Además, escribo mis dos blogs. Ver perfil completo

dontknow

Acceder |