Marketing 


Open your mind: Innovar a través del benchmarketing

 

Sí. No será ni uno ni pocos los momentos en los que verás cómo tu empresa no lleva el ritmo oportuno y donde veras que no consigues innovar y conseguir vender tu producto como quisieras, como tus competidores han conseguido desarrollar un producto mejor, que por consecuente les proporciona una cuota de mercado mayor y que puede llevar a un compresible desanimo porque ves que estas fallando la estrategia aplicada.

Y es que en la empresa es fundamental realizar constantemente el análisis del entorno y si no ves factible poder conseguir una innovación que realmente te proporcione un mayor valor y relevante respecto al de tus competidores es cuando deberías plantearte aplicar benchmarketing, una herramienta que consigue innovar tus procesos y ponerte a la altura de los demás contrarrestando así ese gap entre tu empresa y la competencia.

Las malas lenguas dicen que esto del benchmarking es “el viejo arte de copiar”, pero hay que decir que el benchmarking es algo mucho más que una expresión tan vaga. Con el benchmarketing no estamos hablando de originalidad par

Empresario pensando

El benchmarketing es una evaluación comparativa y que debemos tener presente no solo puntualmente y sino constantemente. Hay que decir que se puede aplicar marcando objetivos tanto a corto como a largo plazo.

a nada, sino de mejorar nuestros procesos que no hacemos tan eficazmente como pueden hacer otros, es decir, identificar buenas prácticas que nos ayuden a mejorar nuestro producto.

Lo primero que debemos hacer si queremos aplicar esta herramienta hacer es realizar un análisis interno de la empresa y ver en donde se puede mejorar, nuestros puntos flacos, saliéndose del camino marcado y dejando de lado la mentalidad que hemos tenido sobre “como hacer esto hasta el momento” y saber aceptar nuestras deficiencias: aquí está el punto de inflexión que delimita entre quedarse en las mismas o ser visionario. Ahora mismo en televisión podemos ver el anuncio de la nueva campaña de la marca automovilística Smart que ejemplifica muy bien esta ceguera que podemos tener a veces.

Por eso es muy importante ABRIR LA MENTE. Tras este análisis interno de la empresa llegara el de la competencia, es decir el benchmarketing primario, en el que recogeremos información a partir de individuos que participan en los procesos productivos de la competencia para pasar al benchmarketing secundario que consistirá en recopilar información a través de fuentes indirectas como publicaciones.

Hoy en día el estudio de la competencia es cada vez más fácil gracias a internet y la cantidad de información sobre ella que podemos encontrar a un solo click. Esto es una afirmación de Jesús María Espinosa, consejero delegado de la empresa Zemper, y que esta nada más y nada menos que en lo cierto.

Podemos adoptar una postura de realización de esta estrategia “más picara” o “más honrada”. Entre estas dos alternativas podemos adoptar una postura de mystery shooper” o una postura cooperativa, es decir trabajar el CTC (Company to company). En la primera obtendremos información de nuestra competencia haciéndonos pasar por clientes, de modo que así conseguimos una aproximación mucho más directa de la realidad, donde podemos considerar:

– Cuáles son los mercados preferentes de la competencia.

– Cuáles son sus principales estrategias de marketing.

– Cuáles son sus precios de mercado.

– Cuál es su experiencia de mercado.

– Cuál es su capacidad de atender al mercado.

– Cuáles son sus medios publicitarios.

– Cuáles son sus canales de ventas.

Estos mismos puntos se pueden tratar en un modelo CTC, pero se entiende que aquí nos encontraremos con muchos más límites compensado por una práctica mucho más ética que la del “mystery shooper”. Tras todo este análisis, hemos de fijar objetivos y desarrollar la estrategia que mejor se adecue a la consecución de estos en los procesos que en el análisis interno hemos considerado que son nuestros puntos débiles. Tenlo claro, el benchmarketing es una clara alternativa para conseguir aumentar el valor de nuestro producto.

 

Vía| Benchmarketing

Más información| VideoSmart

 

 

 

 

RELACIONADOS