Neurociencia 


Omega 3 y cognición

Todo el mundo se ha preguntado alguna vez si hay alimentos que mejoren la memoria, sobre todo en épocas de exámenes, cuando conoces algún familiar con algún tipo de demencia, o si te consideras una persona olvidadiza, pero no existe una pastilla milagrosa que te haga tener súper poderes mnésicos.

omega3 y cerebroHay estudios que aseguran que una buena alimentación, rica en omega-3 ayuda a mejorar la cognición y a tener un nivel de vida saludable. Además, la influencia de este ácido graso tan beneficioso no tiene sólo efectos sobre nuestro cerebro a edades avanzadas, que es cuando parece que más nos hace falta cuidar nuestra memoria, sino que tiene gran relevancia a lo largo de toda vida.

Ahora bien, ¿cuáles son los ácidos grasos omega-3 beneficiosos para nuestra salud? Diversos estudios han demostrado que son el DHA y el EPA (o también conocidos como colesterol bueno) los más importantes para un correcto aprendizaje, memoria, desarrollo del cerebro y para la plasticidad cerebral. Estos ácidos grasos se encuentran en una gran variedad de alimentos entre los que se encuentran el pescado azul, el marisco, algunas semillas como la chía y el lino, nueces, huevos, aceites vegetales, la soja, etc.

El omega-3 tiene influencia en el desarrollo del cerebro incluso antes de nacer, desde las primeras semanas de desarrollo del feto hasta los dos años de vida, por lo que un déficit de nutrientes durante el embarazo puede perjudicar el correcto desarrollo del encéfalo y de sus futuras funciones cognitivas.

En la edad adulta también es importante el consumo de ácidos grasos omega-3 para desacelerar o evitar el deterioro cognitivo, y como “más vale prevenir que curar” lo ideal es introducirlo a través de una dieta rica y variada que nos ayude a mantener nuestro cerebro sano.

En cuanto a la vejez, se ha visto también, que ingerir omega-3 favorece la desaceleración del deterioro de las funciones cognitivas y la velocidad psicomotora, por lo que introducir en la dieta alimentos y suplementos con dichos ácidos grasos sería lo más conveniente, especialmente en personas que ya tienen quejas cognitivas.

Por tanto, queda clara la importancia del omega-3 sobre nuestro cerebro en todas las etapas de nuestra vida, y no parece tan difícil introducir alimentos ricos en estos ácidos grasos dado el gran abanico de comidas que nos lo pueden proporcionar. Así que, queda en nuestras manos cuidar un poco mejor nuestro cerebro.

Vía| Alternative Medicine Review, The American Journal of Medical Nutrition

Imagen| MedlinePlus

Vídeo| Dailymotion, Cerebro y cognición (Raúl Espert)

 

RELACIONADOS