Coaching Profesional, Coaching y Desarrollo Personal 


Ocho reglas básicas para alcanzar tus objetivos

8 claves para alcanzar tus objetivos1. Aprende de… Los éxitos: Sí, es el gran olvidado en el aprendizaje. De los errores, aprendemos, los éxitos los celebramos. Pero también podemos aprender de ellos. ¿Qué es lo que te ha funcionado? ¿Qué es lo que te ha servido? ¿Cuáles han sido las circunstancias que lo han favorecido? ¿Cuáles han sido tus fortalezas que has desarrollado? ¿Qué nuevas fotalezas has descubierto?

2.- La importancia de priorizar… Sin olvidar los imprevistos. No lo podemos negar, los imprevistos llegan a nuestra agenda todos los días. Está muy bien priorizar, saber cuáles son las tareas claves del día, distinguir entre lo que es urgente y lo importante. Pero tenemos que hacer un hueco en nuestra agenda o reservar un rato del día para dar sitio a esos imprevistos. En definitiva, ser flexibles y adaptarnos a los cambios que seguro que habrá en lo que hayamos planificado.

3.-La falta de tiempo no es excusa. ¿Que no tienes tienes tiempo? Revisa por dónde se te escapa, reduce el tiempo de esas tareas que nos roban las horas. Pueden ser determinadas actividades laborales a las que le dedicas un tiempo que podría ser más productivo si cambias la forma de trabajar o buscas otra alternativa. O quizá sea quitando tiempo a ver la televisión o a pasar mucho tiempo “whatsappeando”… Descubre por dónde se te escapa el tiempo, porque esos minutos ya no los volverás a tener.

4.-Dibuja tu objetivo. Al cerebro le gustan las imágenes, pensamos en ellas, y si no, recuerda tus últimas vacaciones, ¿qué te viene a la cabeza? Seguramente una imagen: La playa, la montaña, una persona… No te viene una frase. Te viene una imagen, porque es la forma de trabajar del cerebro. Por lo cual, dibuja tu objetivo, o visualízalo. De esta forma, le estás facilitando el trabajo a tu cerebro.

5.-Comienza con pequeñas decisiones. Son más fáciles de tomar, puedes coger ritmo poco a poco, son más sencillas de manejar, puedes rectificarlas con más agilidad. Cuenta una anécdota de un explorador por el Ártico que en una ruta su objetivo siempre era: “El siguiente bloque de hielo”, que apenas distaba unos metros. Así, además puedes ir fortaleciendo tu autoestima, porque vas alcanzado tus pequeños objetivos.

6.- Divide y vencerás: Como en las batallas, divide y vencerás. Cuando crees tu objetivo, puedes crear después micro objetivos, que te vayan acercando al más grande.

7.- Simplifica. A veces, menos es más. ¿Por qué en ocasiones pensamos que cuanto más complicada es una cosa mejor será el resultado? No tiene porque ser así.

8.- Duerme. Descansa. Al cerebro le gusta pensar en imágenes, pero también necesita descansar para recueperarse. Cuidemos a una de nuestras mejores herramientas, démosle mimitos durmiendo las horas necesarias. Es cierto que no siempre podrá ser así, pero sí tener días de “curas de sueño”, donde dejemos que descanse todo lo que necesite.

 

Más información | Generando Talento

Imágen |Favhdwallpapers

RELACIONADOS