Jurídico 


Nuevo baremo para valoración de accidentes de tráfico

Desde el 1 de Enero de este recién estrenado año 2016, ha entrado en vigor la Ley 35/2015 de 22 de Septiembre de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, conocido también como “baremo de indemnizaciones por accidentes de tráfico”.

La norma se aplicará únicamente a los accidentes de circulación acaecidos a partir de la entrada en vigor de la misma, o lo que es lo mismo, sólo será aplicable a los siniestros que hayan tenido lugar a partir del 1 de Enero de este año.

La norma, que contiene un único artículo, ha venido a introducir importantes modificaciones en el Texto Refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos de motor, a las que a continuación nos referiremos.

La importancia de esta regulación es capital, puesto que su ámbito de aplicación no se limita a los accidentes de tráfico, sino que recordamos que, tradicionalmente, y como así lo ha señalado la propia jurisprudencia, dicho baremo es orientativo, y aplicable a otros supuestos de daños indemnizables sufridos por las personas (pensemos por ejemplo, el supuesto de accidentes de trabajo, daños sufridos como consecuencia de una intervención médica llevada a cabo con una mala praxis….).

Sin perjuicio el examen más pormenorizado que a continuación detallaremos, podemos adelantar que la novedad de la normativa reside en  un intento de dotar a las víctimas de mayor protección. Para ello no sólo se introducen medidas para las garantías de una indemnización suficiente y un incremento en las cuantías orientativas en todos los supuestos, sino que se potencia la rápida resolución del conflicto ( especialmente mediante la llamada oferta motivada y la mediación).

Como novedad a destacar, además de las víctimas o perjudicados por el siniestro, en el ámbito de los perjuicios extrapatrimoniales, la nueva norma clasifica los perjudicados en accidentes de tráfico en cinco categorías: cónyuge, ascendientes, descendientes, hermanos y allegados.

Accidente de cocheEl incremento de la cuantía de las indemnizaciones es otra novedad a destacar y merecedora de análisis separado ( incrementándose hasta un 50% de media en indemnizaciones por muerte, un 35% de media en secuelas, y aproximadamente un 13% de media en indemnizaciones por lesiones, todo ello respecto de la regulación anterior y el baremo anteriormente aplicable).

Dada la extensión de la materia, su complejidad e importancia en cuanto a su ámbito de aplicación, intentaremos acercarnos a esta figura dando unas notas básicas sobre su estructura y contenido.

Comenzaremos haciendo un análisis de la norma y distinguiendo entre daños personales y daños patrimoniales.

1-daños personales

Se contemplan varios supuestos: fallecimiento, secuelas o lesiones permanentes y lesiones temporales.

a) supuestos de fallecimiento.

Se distingue entre perjuicio patrimonial básico o gastos razonables derivados del fallecimiento, y gastos específicos que incluyen funeral, repatriación, traslado del fallecido

b)secuelas o lesiones permanentes.

Como principal novedad, se ha adaptado el baremo médico para adecuarlo a la realidad de la sociedad imperante y a la novedades médicas y de la ciencia, como señala la propia Exposición de Motivos. Además, se refuerza la reparación del gran lesionado, cuando el discapacitado carezca de autonomía personal que requiera un apoyo adicional.

c) lesiones temporales.

La norma distingue entre gastos de asistencia sanitaria y ortos gastos diversos resarcibles, ( entendidos éstos últimos como todos aquellos gastos necesarios y razonables que genere la lesión en el desarrollo ordinario de la vida diaria).

2.-daños patrimoniales

El nuevo baremo regula el resarcimiento en concepto de gastos, regula de manera específica el lucro cesante, e introduce un coeficiente específico para cada perjudicado.

.-lucro cesante.- Entendido éste como pérdida de ganancia por parte de la víctima. Se parte de dos factores, ( el multiplicando y el multiplicador, cuyo producto determina la indemnización correspondiente a cada caso concreto) pero valorándose otros factores como la posible pérdida futura de trabajo, el trabajo no remunerado,  beneficios dejados de percibir por el daño causado…

.- el coeficiente específico, combina factores como el riesgo de fallecimiento de la víctima del siniestro, la deducción de las pensiones, la tasa de interés de descuento, o la duración del perjuicio, entre otros.

3.- especial mención en un apartado específico, merece ( el ya adelantado) supuesto de perjuicios extrapatrimoniales o morales.

La norma distingue entre cinco categorías de perjudicados en accidentes de tráfico:

.- cónyuge

.-ascendientes

.-descendientes

.-hermanos

.-allegados

La norma introduce como novedad que éstos sufren SIEMPRE un perjuicio resarcible y de la misma cuantía , independientemente de que concurran o no con otras categorías.

4.- En cuanto a las indemnizaciones.

 

La cuantía de las indemnizaciones ha sufrido un importante incremento respecto de la regulación anterior, y así, según los daños causados, las indemnizaciones se han incrementado de la siguiente forma:

.-indemnizaciones por muerte: se ha incrementado 50% de media

.-indemnizaciones por secuelas: se ha incrementado 35% de media

.-indemnizaciones por lesiones: se ha incrementado  12,8% de media.

Por último , como ya señalábamos anteriormente, y puesto que el espíritu del legislador es garantizar la rápida resolución de estos conflictos y que las indemnizaciones ofrecidas por el asegurador sean suficientes y adecuadas, se impone a los mismos , la obligación de una conducta diligente en cuanto a la cuantificación del daño en la oferta motivada, y que en caso de disconformidad, las partes puedan intentar resolver la controversia acudiendo a un procedimiento de mediación.

 

Vía| Ley 35/2015 de 22 de Septiembre 
Imagen|Police, on duty, availability

RELACIONADOS