Neurociencia 


Nuevas técnicas de Neuroterapia: ¿Qué es el Neurofeedback? (I)

En este artículo me gustaría presentar las nuevas técnicas de neuroterapia que están comenzando a introducirse en el campo de la rehabilitación. Estas técnicas hasta hace muy poco tiempo se estaban implementando únicamente en el campo de la investigación, sin embargo día a día están haciéndose un hueco en el campo clínico.

En la actualidad la terapia tradicional se está viendo abrumada por la imponente entrada de estas nuevas tecnologías. Éstas permiten al terapeuta trabajar con la ayuda del paciente obteniendo resultados notoriamente superiores a la terapia tradicional en sí misma.

Dentro de estas novedosas técnicas encontramos la estimulación magnética transcraneal (TMS), la estimulación directa transcraneal (tDCS), estimulación con ruido aleatorio (tRNS), estimulación de corriente alternante (tACS) y el Neurofeedback entre otras.

En este artículo vamos a centrarnos en la técnica del Neurofeedback y en sus posibles aplicaciones en el ámbito de la clínica. En futuras entradas hablaremos de otras técnicas como la tDCS.

Si yo os dijera que el Neurofeedback es un tipo de biofeedback, lo primero que deberíamos preguntarnos es ¿qué es el Biofeedback? Pues bien, el Biofeedback es el proceso por el cual el terapeuta recoge la información biológica del paciente y se la envía de vuelta, de tal manera que éste es capaz de percibirla, entrenarla y controlarla. Es decir, si yo quisiera controlar mi tasa cardiaca o mi respiración de manera voluntaria esta técnica me permitiría hacerlo al enviarme un feedback de mi organismo en todo momento.

Ejemplo de entrenamiento de biofeedback

Ejemplo de entrenamiento de biofeedback

Por lo tanto, el Neurofeedback es un tipo de biofeedback que permite a los pacientes entrenar sus propias ondas cerebrales. En el Neurofeedback, el paciente se encuentra sentado enfrente de una pantalla mientras se le realiza una medición de sus ondas cerebrales o electroencefalografía (EEG). ¿Pero cómo es capaz el terapeuta de medir esas ondas cerebrales a través de un EEG? Nuestro cerebro está compuesto de millones de neuronas y éstas se comunican a través de pulsos eléctricos. Cuando muchas neuronas se comunican al mismo tiempo y lo hacen en la misma dirección se crean corrientes iónicas que producen cambios de voltaje y magnéticos que pueden ser medidos en la superficie del cráneo y posteriormente amplificados. Una vez estamos midiendo las ondas del paciente en tiempo real (EEG), esta medición se envía al ordenador del terapeuta, el cual filtra la información (o banda de frecuencia concreta que quiere que el paciente entrene) y la envía de vuelta al sujeto. Esta información regresa al paciente en forma de estimulo auditivo o gráfico cada vez que el cerebro está trabajando de manera eficiente, es decir, cada vez que se alcanza el umbral marcado por el terapeuta.

Ejemplo de entrenamiento de Neurofeedback

Ejemplo de entrenamiento de Neurofeedback

Este entrenamiento permite al sujeto mejorar el patrón de ondas de su EEG y asimilarlo al patrón de ondas normalizado, produciendo así una mejorar de sus funciones cognitivas.

Cuando hablamos de patrones de ondas nos referimos al EEG filtrado por bandas de frecuencias , que da como resultados varios tipos de ondas, cada una presente en estados fisiológicos diversos. Las ondas más comunes son beta, que se encuentra más presente en estados de concentración o procesamiento de información, alfa, presente en estados de atención relajada, somnolencia o meditación, theta, presente en cambios de estado sueño vigilia o en tareas de memoria de trabajo y delta, únicamente presente durante picos de sueño profundo.

Tipos de ondas cerebrales

Tipos de ondas cerebrales

Estas ondas tienen localizaciones específicas y momentos específicos de presentación. Por ejemplo, la banda de frecuencia alfa esta más presente en áreas occipitales y con mejor lectura en condición de ojos cerrados. Cuando estos patrones de ondas se modifican respecto a la normalidad nos está haciendo ver que hay algún tipo de deterioro a nivel anatómico o funcional que se refleja en el EEG. Por lo tanto, podremos entrenar ese patrón modificado para asimilarlo al patrón normal y mejorar la sintomatología en el paciente. (foto).

Antes de realizar cualquier entrenamiento de Neurofeedback tenemos que localizar correctamente los patrones de ondas de cada paciente para realizar un entrenamiento individualizado, especializado y útil para el mismo. Para ello, se ha de realizar un mapeo cerebral (QEEG) previo a la creación del protocolo de cada paciente, para modificar solamente aquellas ondas que se encuentren fuera del rango normalizado.

Mapeo cerebral (QEEG)

Mapeo cerebral (QEEG)

Esta medición nos va a permitir comparar si la terapia de Neurofeedback aplicada al paciente ha sido satisfactoria y ha producido cambios reales en el EEG tras el tratamiento. En el ejemplo de la imagen lateral podemos observar una imagen pre y post tratamiento de un trastorno alimenticio tratado mediante neurofeedback.

Esta técnica puede ser utilizada para el tratamiento de una amplia cantidad de patologías como puede ser el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), trastornos atencionales (TDA), deterioro cognitivo leve (DCL), depresión, ansiedad, trastorno obsesivo complusivo (TOC), autismo, ictus, traumatismos craneoencefálicos y un largo etcétera.

Finalmente apuntar que las neuroterapias tienen un mayor efecto terapéutico siempre que son combinadas con terapias tradicionales. Os invito a adentraros en el maravilloso mundo de las neuroterapias y a descubrir todos los beneficios que nos aportan sin presentar apenas efectos secundarios durante el tratamiento.

Vía| Quantitative EEG, Event-Related Potentials and Neurotherapy, Getting started with neurofeedback.

Imagen| Biofeedback , Imagen neurofeedback, tipos de ondas, mapeo cerebral, portada.

En QAH|Neurofeedback: El inicio de la técnica emergente.

RELACIONADOS