Tecnología y Social Media 


Nuevas formas sostenibles de limpieza en la industria agro-alimentaria

La limpieza en la industria alimentaria tiene dos propósitos: prevenir la intoxicación alimentaria y la alteración de los alimentos. Otra aclaración importante en este sentido consiste en saber diferenciar “limpiar” o retirar la suciedad e “higienizar” o desinfectar o matar gérmenes.

En los últimos años hemos asistido a un cambio de mentalidad en los consumidores, pasando de una sociedad que demandaba suministro y cantidad en los años 80, calidad de los 80 a los 90 y seguridad alimentaria de los 90 en adelante.

El sistema APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico) es el sistema de mayor reconocimiento internacional para garantizar la seguridad de los alimentos desde un enfoque preventivo. La aplicación de procedimientos basados en los principios del APPCC es un requisito legal en todos los niveles de la cadena alimentaria a excepción de la producción primaria contemplado en el Reglamento Comunitario 852/2004.

Sistemas de limpieza CIP

Limpieza CIP

Limpieza CIP

El sistema de limpieza CIP (Cleaning in Place) es un sistema de lavado automático in situ, es decir, sin desmontaje del equipo de producción. La recirculación de  la solución de limpieza se realiza a través de la línea de proceso (tuberías, intercambiadores de calor, bombas, válvulas, etc.) pasando a gran velocidad  generando la fricción requerida para eliminar la suciedad.

La solución de limpieza puede ser de dos tipos:

-Alcalinas: Disuelve las proteínas y también tienen función bactericida. El agente empleado es sosa (NaOH) entre el 0.2% al 2% de concentración.

-Ácidas: Eliminan los depósitos de sales formadas en las superficies calientes. Se utilizan ácidos  como el nítrico (HNO3) al 0.5% y el fosfórico (H3PO4) al 2%.

La instalación de un sistema CIP significa una reducción importante en el consumo de agua, además de que permite disminuir la cantidad de detergentes y desinfectantes que llegan al medio ambiente y una minimización del consumo energético que se producirá por el ajuste de todos los parámetros CIP.

Además de los beneficios económicos derivados del ahorro de agua y del consumo energético, la tecnología permite una mejora en los tiempos de limpieza.

Sistemas combinados CIP-Ozono

Consiste en el uso de agua ozonizada en lugar de caliente o agentes químicos antimicrobianos tradicionales disminuyendo los costes globales por consumo de químicos. Entre los beneficios del ozono se destaca la reducción de agua  necesaria en la limpieza de depósitos en comparación con sistemas tradicionales.

Uno de los grandes problemas de la tecnología consiste en que aunque el agua ozonizada posee alta capacidad desinfectante ésta puede ser inactivada por la presencia de proteínas.

Nuevos sistemas sostenibles

El tratamiento por ultrasonidos, a través de la técnica de cavitación, es una innovadora solución tecnológica para la limpieza completa de barricas de roble en el vino y la eliminación de poblaciones de microorganismos y Brettanomyces suponiendo un salto tecnológico frente a otros procesos suponiendo ahorros de consumo de agua y energético.

Además, elimina completamente los tartratos acumulados preservando la calidad de los vinos y protegiendo el tostado de las barricas gracias a una mejor oxidación.

csm_UV-Strahlung_02_cb21f65bbdPor último, la radiación UVC es una radiación de onda más corta y energética que la radiación UVA y UVB. Comprende la mayor parte del rango de radiación UV y posee un potente efecto esterilizador.

La tecnología actúa de inhibidor que es la principal diferencia que la distingue del procedimiento de desinfección química, generalmente oxidativa.

Vía| SaludMadrid, Revistalimpiezas, Gencat, Aurum process tech, Sterilair, Barricasinbrett, Geape

Más información| Cegesti, Sani-matic, Gea-Niro

Imagen| Equiposkm, Gea-Niro, Sterilair

RELACIONADOS