Jurídico 


Nueva normativa en materia de sucesiones: puntos clave

Como es sabido, la Unión Europea tiene como objetivo primordial el mantener y desarrollar un espacio de libertad, de seguridad y de justicia dentro del cual esté garantizada la libre circulación de personas. Como partida de ese objetivo, la Unión debe adoptar medidas en el ámbito de la cooperación judicial en asuntos civiles con repercusión transfronteriza máxime cuando son asuntos que atañen al buen funcioamiento del mercado interior. Y en este caso ha tocado en materia de sucesiones.

sucesion

Nueva normativa en materia de sucesiones

El Consejo Europeo, reunido en la sede belga en diciembre de 2009, adoptó un nuevo programa denominado “programa de Estocolmo” donde el mismo consideró que el reconocmiento mutuo debería ampliarse a ámbitos que todavía no están cubiertos pero son fundamentale en la vida diaria, tales como la sucesión y los testamentos, eso sí, teniendo en cuenta al mismo tiempo los sistemas judiciales de cada Estado miembro.
Así las cosas, se acuerda y ratifica en fecha 4 de julio de 2012 el Reglamento (UE) nº 650/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de julio de 2012, relativo a la competencia, la ley aplicable, el reconocimiento y la ejecución de las resoluciones, a la aceptación y la ejecución de los documentos públicos en materia de sucesiones mortis causa y a la creación de un certificado sucesorio europeo.

Y es a partir del 17 de agosto de este 2015 que es aplicable el anterior Reglamento, una nueva norma que cambiará la clásica regla establecida – en el caso español- en el artículo 9 del Código Civil envirtud de la cual la sucesión se rige por la ley personal del causante determinada por su nacionalidad.

Así, vamos a destacar los puntos más importantes de esta nueva normativa:
Ley aplicable: El cambio primordial a destacar por esta nueva normativa es que, conforme el artículo 21 del Reglamento, como norma general, la ley aplicable a la sucesión será la del Estado en el que el causante tuviera su residencia habitual.

Artículo 21
Regla general
1. Salvo disposición contraria del presente Reglamento, la ley aplicable a la totalidad de la sucesión será la del Estado en el que el causante tuviera su residencia habitual en el momento del fallecimiento.
Excepción: La excepción a esta ley general es, si resultase claramente manifiesto que el causante mantenía, en el momento del fallecimiento, un vínculo manifiestamente más estrecho con un Estado distinto del primero, la ley aplicable sería la del segundo Estado.
Elección de la ley aplicable El art. 22 del Reglamento establece que cualquier persona podrá designar –en disposición mortis causa- la ley del Estado cuya nacionalidad posea en el momento de realizar la elección o en el momento del fallecimiento.
Ámbito de la ley aplicable: Aquí radica también una de las novedades y transcendencia de la norma. Dice así el artículo 23:

Ámbito de la ley aplicable
1. La ley determinada en virtud de los artículos 21 o 22 regirá la totalidad de la sucesión.
Se incluye en esta totalidad la aplicación de un determinado régimen de Derecho sucesorio que ampare las legítimas, o por el contrario, la libertad de disposición del causante, incluso en el caso de que la ley a aplicar no sea la de un Estado miembro.
Finalmente, el Reglamento incorpora además los formularios necesarios que deben usarse para las certificaciones relativas a resoluciones, documentos públicos y transacciones judiciales en materia sucesoria.

Habrá ahora que esperar a ver cómo se adapta cada una de las legislaciones a esta nueva y revolucionaria normativa.

Vía | Boe.es

Imagen | Google

RELACIONADOS