Cine y Series, Cultura y Sociedad, Literatura 


Nuestros villanos preferidos

El estreno de Joker (2019) este mes ha venido acompañado de elogiosas críticas por parte de la prensa especializada y está arrasando en las taquillas españolas. La asombrosa interpretación de Joaquín Phoenix en su papel de malvado y acérrimo rival  de Batman es una de las bazas principales del éxito de la película. Otros actores ilustres han interpretado al Joker. Jack Nicholson estuvo sublime en la versión de culto dirigida por Tim Burton, Batman (1989). Heath Ledger recibió el Oscar como mejor secundario por su inolvidable interpretación en El caballero oscuro  (2008) primera película de la trilogía de Christopher Nolan que revitalizó al superhéroe de DC Comic. Ledger no pudo recoger la preciada estatuilla. Falleció ese mismo año en extrañas circunstancias con 28 años.

El universo del cómic es una fuente inagotable de malvados. Cada superhéroe tiene su equivalente villano.

Superman tiene a Lex Luthor, papel que protagonizó con gran dosis de humor Gene Hackman en la mítica versión de Richard Donner de 1978.

Loki es el hermano y el enemigo mas temido de Thor. Lo hemos podido ver en varios episodios de la franquicia desde 2011 hasta Vengadores: Endgame (2019).

El máximo contrincante de los X-Men es Magneto que siempre encuentra su réplica en Charles Xavier (El profesor X) su antiguo amigo. Sus apariciones en la saga empiezan con la emblemática versión de Bryan Singer de 2000 que inició brillantemente la franquicia y han seguido hasta la malograda X-Men: Fénix oscura (2019) donde Magneto se redime para ayudar a los mutantes en su enfrentamiento con el maligno Jean Grey.

Tampoco Spiderman se priva de una galería de villanos al cual más destacable. Desde la fundacional trilogía dirigida por Sam Rami  hemos conocido al Duende Verde, El Hombre de las arenas, Venon y sobre todo al Doctor Octopus en Spiderman 2 (2004) posiblemente el más temible de sus enemigos.

La factoría Disney desde sus inicios puso su empeño en perturbar nuestros sueños infantiles con villanos antológicos: La reina Grimhilde de Blancanieves y los siete enanitos (1937) Maléfica en La bella durmiente (1959), Cruella de Vil en Los 101 dálmatas (1961), Shere Khan en El libro de la selva (1967) o Scar en El Rey León (1994). Ha sido  tan fuerte el impacto que estos personajes ha producido en la memoria colectiva de varias generaciones que la productora Disney no ha dudado en actualizar estos clásicos con remakes o con revisiones modernas de los cuentos originales como la reciente Maléfica: maestra del mal (2019).

James Bond es el protagonista de una de las franquicias más longeva. El agente 007 se enfrentó a villanos muy ilustres, entre ellos a Donald Pleasence, Max Von Sydow, Edward Fox; Telly Savalas, Christopher Lee, Curd Jurgens, Christopher Walken, Benicio Del Toro, Giancarlo Giannini y Mathieu Almaric y hasta al mismísimo Javier Barden en Skyfall (2012).

La saga de La guerra de las galaxias cuenta con algunos de los villanos más icónicos del 7º arte. Sin duda en primer lugar sobresale Darth Vade. Su imponente figura y su profunda voz de ultratumba seguro que nos ha perseguido a más de uno en nuestras pesadillas. Su muerte en el Episodio VI: El retorno del Jedi (1983) dejo huérfanos en una legión de fans. Otros muchos malvados nos han deleitado: el emperador Palpatine conocido por Darth Sidiou, Darth Maul o el odiado Kylo Ren hijo de Han Solo y la princesa Leia. Esperamos con gran expectación la evolución de este personaje en el próximo estreno de  Stars War 9: El ascenso de Skywalker (2019).

El cine fantástico nos ha regalado algunos villanos fascinantes con una magnética personalidad.

La perversa maldad del reverendo Harry Powell en La noche del cazador (1955) todavía nos cautiva y nos inquieta. Pasamos mucho miedo con Norman Bates en Psicosis (1960). El remake en 1991 de Martin Scorcese de El cabo del miedo (1962) recuperó a Max Cady uno de los criminales más crueles de la historia del cine. El sadismo de Alex De Large en La naranja mecánica (1971) es interpretado magistralmente por Malcolm McDowell en esta obra maestra de Stanley Kubrick. Este director también nos obsequió con El resplandor (1980) una de las interpretaciones más alucinante de Jack Nicolson con unas terribles escenas que todavía no podemos borrar de nuestras retinas. En Pesadilla en Elm Steet (1984) descubrimos unos de los malvados más emblemáticos del cine de terror: Freddy Krueger. Katy Bates ganó con merecimiento el Oscar por su interpretación de Annie Wilkes en Misery (1990) retratando las consecuencias nefastas de la obsesión de una fans por su escritor preferido. Anthony Hopkins también consiguió el Oscar por su memorable papel del asesino caníbal Hanibal Lester en El silencio de los corderos (1991). David Fincher renovó los códigos del cine negro  con Seven (1995) adentrándose en la psicología un asesino en serie. James Wan inició con Saw (2004) una franquicia que se ha ido desinflando poco a poco pero que nos descubrió uno de los psicópatas más macabro que recordamos. Unos de los últimos grandes villanos que hemos admirado en pantalla  es el sicario asesino Anton Chigurh en No es país para viejos (2007) papel que le permitió a Javier Barden alzarse con el Oscar al mejor actor secundario.

Imagen| Joker

Vídeo| JokerVengadores: EndgameX-Men: Fénix oscura, Maléfica: maestra del malStars War 9: El ascenso de SkywalkerNo es país para viejos

RELACIONADOS