Jurídico 


Notificaciones, procuradores y Lexnet

La plena incorporación de las tecnologías de la comunicación a las actividades sociales y económicas constituye un factor estratégico esencial para garantizar el desarrollo de cualquier país en el marco de la denominada sociedad de la información. A este proceso no ha sido ajena la Administración de Justicia y así, la implantación del sistema informático Lexnet es el mejor ejemplo de ello en aras de facilitar que tanto los órganos judiciales como las personas que demanden ante ellos la tutela judicial de sus derechos e intereses utilicen en sus relaciones cualesquiera medios técnicos, electrónicos, informáticos y telemáticos, compatibles entre sí, siempre que éstas se produzcan en condiciones de seguridad, autenticidad, integridad, constancia fehaciente de su realización y del momento en que se efectúen, con garantías de confidencialidad de los datos de carácter personal, así como con respeto de las garantías y requisitos previstos en las leyes de procedimiento. Entre los usuarios del sistema Lexnet destaca el especial régimen de utilización atribuido a los Colegios de Procuradores, regulado en el Real Decreto 84/2007, de 26 de enero.

Pues bien, recientemente, nada menos que la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo nos ha facilitado una valiosísima exégesis en torno al cómputo de plazos procesales cuando las notificaciones se efectúan a través de los servicios comunes de notificaciones organizados por los Colegios de Procuradores por LexNetmedio del referido sistema Lexnet.

En síntesis,  la cuestión resuelta en la reciente STS de 9 de junio de 2014 versa sobre la interpretación del artículo 7 del RD 84/2007 que se ocupa de la operativa seguida en la realización de actos de comunicación procesal con los representantes procesales de las partes, todo ello en relación con las previsiones que sobre el particular contemplan los artículos 151.2, 154 y 162.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC). A juicio de la recurrente, el auto de caducidad dictado en la instancia en fecha 13 de abril de 2011, y supuestamente notificado el 3 de mayo de 2011 por vía telemática a través de los servicios de notificaciones organizados por el Colegio de Procuradores de Madrid mediante el sistema informático de telecomunicaciones Lexnet, nunca se le notificó personalmente a través de su Procurador toda vez que, argumenta,  para que tuviera validez la notificación practicada por vía telemática resultaba necesario que se emitiera un resguardo de recepción por el Procurador destinatario de la notificación, tras acceder este al buzón virtual del Colegio, no bastando por tanto, el emitido por el Colegio de Procuradores. En otras palabras, sostiene la parte recurrente que para que la notificación o comunicación al Procurador destinatario se entienda válidamente realizada por el sistema Lexnet es necesario que se genere el resguardo de recepción de dicha comunicación una vez que el Procurador acceda al buzón virtual del Colegio, tal y como se desprende del artículo 7.4 del  RD 84/2007. Frente al auto dictado por la Audiencia Nacional que rechazaba esta argumentación confirmando la declaración de caducidad del recurso, la actora interpuso recurso de casación reproduciendo casi de manera literal los argumentos formulados en la instancia.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, efectuando una lectura integradora tanto del artículo 7.4 del RD 84/2007, como de los artículos 151 y 166.1 LEC, concluye que los actos de comunicación practicados a través de los servicios de notificaciones organizados por el Colegio de Procuradores  mediante la utilización del citado sistema informático se «tienen por realizados» al día siguiente de su fecha de recepción con arreglo a este sistema. El «resguardo acreditativo de la recepción» por medios telemáticos e informáticos, al que se refiere el apartado 2 del artículo 151, por remisión al artículo 162.1 de la misma Ley, es precisamente el que acredita que la comunicación procedente del órgano jurisdiccional llegó al servicio de notificaciones del Colegio de Procuradores. Cuando a tal efecto se utiliza el sistema Lexnet, dicho resguardo se genera automáticamente una vez que tiene lugar el acceso de los documentos enviados al buzón del Colegio de Procuradores  (artículo 7.4 del RD 84/2007), sin que sea necesario un nuevo reenvío o remisión particularizada desde dicho Colegio a cada uno de los procuradores, dado que éstos tienen pleno y libre acceso a aquél. Y es que nótese, si cada uno de los procuradores pudiera, a bene placito, posponer su propio acceso a aquel buzón virtual, el sistema común previsto en la LEC e implantado por el Colegio de Procuradores, de modo obligatorio y con el respaldo legal que le confiere el artículo 162 de aquélla, perdería su sentido y quedaría desprovisto de eficacia, produciéndose la absoluta contingencia de la intervención colegial y desnaturalizándose así el sistema.

Imagen | LexNet

 

RELACIONADOS