Actualidad Económica, Economía y Empresa 


Normas ISO 9000 sobre la calidad y la gestión de calidad

¿Qué son las normas ISO 9000?

Las ISO 9000 son un conjunto de normas encargadas de gestionar la calidad de los bienes o servicios producidos por las empresas. Fueron establecidas por la Organización Internacional de Normalización, también conocida como ISO, con la intención de precisar los requisitos que debe tener un sistema de gestión de calidad dentro de las organizaciones y empresas.

Las ISO 9000 entraron en vigor en el año 1987 y han sido modificadas desde entonces varias veces; la última, en 2015. Actualmente nos regimos por esa versión, también denominada ISO 9001:2015. Gracias a esta normativa, las empresas pueden fabricar, comunicarse y comercializar sus productos y servicios internacionalmente. Las ISO 9000, en definitiva, han estandarizado las normas de seguridad y calidad para las empresas. En Asesoría Hipólito nos centramos hoy en esta normativa establecida por la ISO para conocer las reglas de calidad por las que se rigen actualmente las empresas.

¿Qué objetivos persiguen las ISO 9000?

Las ISO 9000 tienen como objetivo trabajar sobre unos estándares internacionales que las empresas tienen que lograr. Esos estándares aseguran la calidad del producto para ser puesto en venta.

Esta normativa estandariza la actividad de los empleados que trabajan para la organización o empresa y que están documentados de forma adecuada. De esta forma, gracias a esa estandarización, se asegura la calidad del producto o servicio ofrecido. Al ofrecer un producto de calidad, el cliente se siente más satisfecho con la organización o empresa encargada de la fabricación.

Las normativas de calidad también miden y monitorean el desarrollo de los procesos. Gracias a la monitorización, se incrementa la eficacia y la eficiencia tanto de los empleados como de la empresa. La estandarización permite detectar posibles problemas en la gestión de la calidad, por lo que puede mejorarse de forma continua el proceso de fabricación, los productos y servicios, o la eficacia con la que se trabaja.

Todo ello hace que las incidencias se reduzcan a mínimos y que se mantengan unos altos estándares de calidad en los productos y servicios ofrecidos. El único problema en torno a las normas ISO 9000 son los altos costes y los esfuerzos que empresarios y organizaciones deben hacer para conseguir toda la documentación necesaria.

¿Cómo puedo certificar la calidad de mi organización o empresa?

Actualmente, sólo podemos certificar la calidad de la organización o empresa a través de la norma ISO 9001:2015, derivada de la ISO 9000. Las entidades especializadas en auditoría son las encargadas de supervisar la calidad de la empresa. En función a los informes, emiten el certificado de calidad. Las entidades de certificación están a su vez supervisadas por otros organismos locales y nacionales, encargados de regular la actividad y los certificados de empresa.

El proceso de certificación de la norma ISO necesita de un largo recorrido. Para empezar y de forma resumida, tendremos que elegir cuál será el alcance que queremos certificar, los procesos que involucra el proyecto, haber hecho una auditoría en la empresa y someterse a una inspección anual.

Antes de solicitar la certificación de calidad, será necesario conocer los requerimientos normativos a los que tendrá que someterse la empresa u organización; además de la forma en la que afecta a la actividad de la empresa. Una vez conocemos la normativa, deberemos analizar la situación de nuestra organización y construir punto a punto un Sistema de Gestión de Calidad.

La norma ISO 9000 requiere de numerosa documentación para certificar la calidad. Es por ello que necesitaremos documentar cada uno de los procesos. Deberemos detectar también qué necesidades de capacitación tiene la propia empresa.

Principios fundamentales ISO 9000

Calidad

Las normas ISO se clasifican en tres modelos: las ISO 9000, sobre el vocabulario de calidad; las ISO 9001, sobre el modelo para el sistema de gestión; y las ISO 9004, sobre las directrices para mejorar el desempeño de funciones. En Asesoría Hipólito recomendamos entablar relación con una asesoría o consultora antes de pedir el certificado de calidad. El proceso es arduo, pero una mano amiga siempre simplificará el proceso y lo hará más sencillo.

Vía|AEC, Definicionabc, Gestiopolis

Más información| La Izquierda Diario, Asesoría Laboral en Sevilla

Imagen| Monografías.com

RELACIONADOS