Reflexiones 


No veas tus problemas, sino tus posibilidades

 

Eco, bio, verde, sostenible… todos estos términos están a la orden del día y parece que pretenden enmendar todo el daño que generamos a nuestro planeta. Cada vez se habla más de nuestro efecto sobre la naturaleza y la necesidad de encontrar alternativas “verdes” a todo nuestro sistema económico.

no veas tus problemas, sino tus posibilidades

” Hay que ver el desperdicio como un recurso y buscar soluciones usando la naturaleza como inspiración. ” .- Gunter Pauli

Gunter Pauli, economista, empresario y escritor belga fundó hace ya veinte años una red global de mentes creativas que busca soluciones sostenibles a los problemas actuales. Este emprendedor cambió la “economía verde”, que en su opinión trata de preservar el medio ambiente a costa de inversiones enormes que la vuelven inviable, por una “economía azul” que se sirve del conocimiento de la naturaleza para llegar a mayores niveles de eficacia de manera sostenible y generando riqueza.

Sabías que… Pauli sugiere estimulantes posibilidades: desde aplicar el diseño bicolor de la piel de las cebras o la estructura de los termiteros a la arquitectura bioclimática, a teléfonos móviles que se recargan sin batería gracias a la diferencia de temperatura entre el aparato y el cuerpo humano, pasando por la reutilización de los desechos mineros o agrícolas.

En este nuevo sistema el concepto de basura no existe porque todo desperdicio en un reino significa recurso o nutriente para otra especie. Para Pauli sólo es sostenible aquello creado a partir de lo localmente disponible, utilizar aquello que tenemos a mano sin caer en los monocultivos exportadores de un país a otro.

Otra reflexión que nace de esta nueva visión es la de la necesidad de simplificar la vida y buscar alternativas a lo conocido. La producción de algodón para prendas textiles consume el 25 por ciento del agua potable del planeta, y China (que produce el 32% del mundo) ha anunciado que dentro de 10 años no producirá más. ¿Nos volveremos locos entonces? Si aprovechamos lo que la naturaleza nos ofrece de forma respetuosa con su desarrollo podremos generar no sólo prendas de ropa sostenibles, sino una nueva industria textil sin explotación. Para este caso las algas serían una excelente opción, ya que las de color café tienen un alginato perfecto para generar ropa.

Para impulsar el cambio es esencial transmitir la necesidad de evolución y crear alternativas mediante la educación. Gunter Pauli está detrás del primer colegio del mundo en el que se renueva el aire cada media hora y hay un mecanismo de termorregulación inspirado en el de las termitas que ha hecho que sus alumnos sean los más saludables del país y los que mejores resultados académicos obtienen. Pauli aboga por una educación en la que los niños también enseñen a sus maestros para que la creatividad no deje de fluir y en la que se enseñen valores de respeto por todo lo que nos rodea.

¿Será éste el cambio de mentalidad que necesitamos para dar la vuelta al sistema actual que demuestra cada día ser ineficaz en la tarea de preservar el medio ambiente?

Gunter Pauli lo ve claro pero cree que aún debemos tocar algo más el fondo para terminar de abrir los ojos.

 

Vía| Gunter Pauli

Más información| Economía Azul

Imagen| Pauli

En QAH| Economía ecológica (I): atravesando la ciencia, Economía ecológica (II): la escala sostenible

RELACIONADOS