Coaching y Desarrollo Personal 


No sólo de alegría se construye la felicidad

No sé cómo, cuándo ni por qué se ha instaurado la creencia entre nosotros de que una vida feliz es sinónimo de una vida sin problemas, ni preocupaciones, ni dificultades,  colmada de alegrías y bienes materiales.

Es hora de que destruyamos esa creencia en miles de trocitos para luego dejarlas volar al viento.

Probablemente estés pensando que eso es imposible, una locura, una utopía. Pero puedo asegurarte y demostrarte que no lo es. Sólo necesito que me acompañes a hacer un viaje reflexivo por cada una de nuestras vidas…

"La felicidad es el caminar"

“La felicidad es el caminar”

La vida de cada uno de nosotros es un camino que comienza con nuestra concepción en el vientre materno y que nos conduce a una meta que para algunos será la muerte y para otros la eternidad. Pero si la felicidad no es la meta ¿qué es entonces? La felicidad es el caminar.

El camino de la vida tiene muchas bifurcaciones y rotondas donde tendremos que pararnos a decidir por dónde continuar. Sin embargo, para caminar la felicidad tendremos que elegir muy bien entre las opciones.

¿Cómo saber si hemos hecho la elección correcta? La felicidad nos da un fruto para cosechar que es la paz. Si en tu camino te sientes en paz, puedes estar seguro de que es el buen camino.

A pesar de que es una gran ventaja saber si el resultado de tu decisión es bueno o malo, es lógico que se quiera conocer el método para no equivocarnos. La respuesta está en el amor y la entrega.

Un amor desinteresado hacia cualquiera que esté a nuestro lado, un amor y una entrega incondicional por todo lo que hagamos, sin importar las preocupaciones y dificultades que conlleven. Lo importante es que el amor llegue hasta el final, traspasando todas las barreras y, si es necesario, hasta causando dolor. Porque si ese dolor lo entregamos y aceptamos por amor, entonces nos sentiremos en paz, sentiremos el fruto de la felicidad.

"La felicidad es una constante elección"

“La felicidad es una constante elección”

Por eso, el camino para la felicidad consiste en una constante elección entre el bien y el mal. Lo bueno es que si nos equivocamos siempre tenemos la posibilidad de volver al camino correcto. Siempre estamos a tiempo para comenzar a ser felices.

Elige ayudar a quienes te rodean con cualquier cosa que necesiten, elige enseñar al que no sabe y guiar a quien se equivoque de camino, elige aconsejar al que se encuentre perdido y consolar a quien se sienta triste, elige perdonar y tener paciencia ante los defectos de los demás. Verás que entonces, todas tus preocupaciones, problemas, dificultades, necesidades, tristezas, entre otras cosas, pasarán a un segundo plano. Te será más sencillo aceptarlas y entregarlas con y por amor. Descubrirás que el camino tenía más alegrías de las que antes podías ver y sabrás disfrutarlas y apreciarlas mejor. Sentirás paz y podrás estar seguro de que transitas el camino feliz, el camino que te llevará a donde quieres llegar.

Todos los obstáculos son un nuevo aprendizaje y cada aprendizaje, agradecido y ofrecido con amor, es un trayecto del camino que nos da felicidad.

¡Anímate a construir tu propia felicidad!

 

Imagen|La felicidad es el caminar  La felicidad es una constante elección
En QAH| ¿Qué es la felicidad? En busca del don de la felicidad En busca de la felicidad ¿Se puede alcanzar la felicidad?

RELACIONADOS