Cultura y Sociedad 


No compres, adopta

Llegan las navidades y con ellas la máxima manifestación del consumismo. Compramos cosas pero también animales y ahí siempre nos movemos en la delgada línea de lo moral y lo ético. Sea como fuere, parece más correcto adoptar un perro que comprarlo. Por ello, la campaña “No compres, adopta” ha alcanzado una gran popularidad.

¿Por qué abandonar un perro que ha sido producto de la necesidad del hombre por tener una compañía? ¿Por qué comprar un gato sin esterilizar para posteriormente abandonarlo a la vida salvaje de la que nunca le hemos dejado disfrutar, aumentando con ello la población de gatos callejeros sin control sanitario alguno provocando un problema de salud pública?

España es uno de los países de Europa que más mascotas abandona: 150.000 al año, 400 al día, 1 cada 3 minutos. También les queremos mucho: el 43% de los españoles convive con una mascota, uno de cada tres le da más importancia que a sus amigos, al 76% les gustan y el 74% afirma que convivir con uno les hace más felices. Pero solo adoptamos el 10%, la compra o el regalo suponen el 60%.

El problema no está en el final, el abandono, si no en el principio del proceso, la compra.

Existen criaderos tanto legales como ilegales mientras que hay perros y gatos muriéndose en la calle. Muchas veces en estos establecimientos no se cumplen los mínimos para acoger unas instalaciones de estas características.

Además, debería existir la obligación legal de firmar un documento que acredite la correcta venta de mascotas por alguien con capacidad para asesorar a los propietarios y comprometer así la responsabilidad de los mismos en el futuro.

La mayoría de estos animales va a parar a manos de un niño que insistentemente lo ha pedido como regalo de Reyes. Tener un animal es un valor muy educativo pero requiere cierto sacrificio y la responsabilidad de los padres a la hora de saber si su hijo va a poder hacerse cargo o no y de responder cuando éste no lo haga. Cuando estés malo también tienes que sacar al perro o cuando el perro esté malo, puede ser que te tengas que pasar el día en el veterinario. Eso también forma parte de tener un animal.

El abandono va en aumento ¿La principal causa?: la economía. Pero seguimos permitiendo el abandono por parte de cazadores, por pérdida de interés por el animal, por comportamiento o por camadas indeseadas.

Esta Navidad, no regales abandono

Esta Navidad, no regales abandono

El problema es la poca conciencia social ante la esterilización. El problema es la impunidad para los delincuentes que abandonan. El problema es, en definitiva, que se hace poco desde las instituciones competentes por acabar con este problema. Sólo el 20% de las mascotas abandonadas tiene microchip ¡Increíble dato cuando es legalmente obligatorio en todos los casos!

Adoptar en una protectora te asegura un animal totalmente sano, asesoramiento para elegir bien, salvar la vida de ese perro y de otro que puede ser acogido en el centro y sobre todo, la satisfacción de estar haciendo lo correcto. Y la raza no es una excusa, ya van apareciendo también perros de raza en las protectoras. De todas maneras, acabemos también con el racismo en los perros y enseñemos a los niños que un mestizo es tan bonito como un perro de raza. Además, te gastarás menos en veterinarios. Los animales puros suelen tener más problemas de salud que los cruzados.

¡Denuncia! Denuncia si ves a alguien que abandona, si vas a comprar a un perro a un lugar en el que viven en condiciones ínfimas, si presencias maltratos de los animales de cualquier tipo… Lo mejor es ponerse en contacto con la protectora o asociación más cercana o con la que tengas relación.

Gracias a todas aquellas personas que se sacrifican por salvar la vida de un animal. Lo hacen con pocos medios, desbordados por el número de casos, sin esperar nada a cambio y con las condiciones de bienestar animal y sanidad que todos los criaderos deberían tener.

Y recuerda, tenencia responsable. Si no puedes cuidar con garantías de tu mascota, busca a alguien que lo haga por tí. Nadie está libre de tener que prescindir, por motivos estrictamente necesarios, de esta grata compañía.

Esta navidad: “No compres, adopta”

Vía| fundación-affinity.

Imagen| destacada, texto.

RELACIONADOS