Economía y Empresa 


Newman’s Own, un caso de RSC digno de estudio

Paul Newman no sólo fue un actor de reconocido prestigio ganador de, entre otros galardones, dos premios Óscar y un Globo de Oro. También fue un hombre que quiso e intentó mejorar algunos de los problemas más importantes del mundo. Impulsó un centro de lucha contra la drogodependencia, llamado “Centro Scott Newman” y promovió acciones de responsabilidad con el medio ambiente.

Al margen de ello y motivado por una de sus pasiones, el automovilismo, fundó una empresa dedicada a las Champ Car World Series. Con los años, la escudería, llamada Newman/Haas Racing, participó también en las Indycar Series y, en total, cuenta en su haber con ocho campeonatos de pilotos. Cabe destacar que para dicha escudería pilotó el español Oriol Servía.

Newman's Own

Newman’s Own

Pero quizá sea importante hacer referencia al imperio de la alimentación que creó, en 1982, junto a Aaron Hotchner: la compañía Newman’s Own. La historia de la compañía nace con la elaboración casera de una salsa para ensaladas hecha por los propios fundadores de la empresa. Lo que comenzó como un regalo para personas allegadas a los mismos, dado su éxito, continuó con su comercialización. Con el tiempo, se adentraron en el mercado con otros productos como pizza, limonada o vino, de la misma marca comercial.

Con el tiempo, una idea se convirtió en un gran imperio empresarial que destina su beneficio neto a causas solidarias, siendo un paradigma de la responsabilidad social corporativa. Una marca comercial triunfadora dentro del mercado, aceptada por la demanda por su calidad y por la fidelización del cliente, se ha convertido en garante del bienestar de la sociedad, realizando actividades en apoyo de niños enfermos, en defensa de la escolarización y en el abastecimiento de agua potable. Cabe destacar, en relación con las actividades dedicadas al apoyo a niños enfermos, la creación de un campamento, el antiguo “Hole in the Wall Camps“, cuya actividad se remonta al año 1988.

En total, se han destinado más de 400 millones de dólares a actividades solidarias desde 1982, demostrando que el capitalismo y el mercado generan riqueza y bienestar, sea de forma directa o indirecta. Sea por la búsqueda del propio beneficio empresarial, lo cual redunda en empleo y riqueza para la sociedad o sea por todo ello y, además, por el interés personal de quien crea esa riqueza.

En suma, la figura del difunto Paul Newman es de una gran dimensión. Un triunfador que, además de crear riqueza y disfrutar con lo que hacía, contribuyó al bienestar social desde los mecanismos de mercado. Conviene resaltar su inspiradora figura, en un momento en el cual la sociedad necesita de ejemplos como el suyo.

Vía| NewmansOwn

Imagen| Zundagroup

En QAH| ¿Convertir tu empresa en socialmente responsable?

RELACIONADOS