ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

Nada es imprescindible

Dicen que el mejor truco que el diablo inventó fue hacer creer al mundo que  no existía. Sin existencia no hay percepción y sin percepción no existe la realidad, al menos no tal como nosotros somos capaz de dibujarla en nuestra cabeza. Es un gran truco pero existe uno que, al menos para mí, está como mínimo a su altura: hacer creer al mundo que eres imprescindible.

Jaque Mate

Podemos comenzar el análisis desde un escenario para todos conocido, la pareja. ¿Cuántos de nosotros no hemos pensado que nos era imposible vivir sin esa persona? ¿Cuántos pensábamos que no encontraríamos nada igual? ¿Cuántos no hemos dicho: sin ti no soy nada? La necesidad de seguridad nos limita. El miedo a lo desconocido nos hace poner barreras a nuestra vida, limita nuestra existencia a una felicidad conocida y placentera con la cual nos conformamos. El problema es que la costumbre nos vuelve aún más inseguros y la estabilidad, por muchos alabada, sólo implica poner diques al mar.

Vivimos sin conocer nuestros límites. No hablo de vivir la vida al límite y sin desconocimiento, hablo de conocer, al menos, dónde se encuentran. Josef Ajram, atleta y trader en sus ratos libres, lo explica muy bien en su libro: “no sé dónde están mis límites, pero sí sé dónde no lo están.” Una vez conocemos dónde se encuentran nuestras fronteras entonces conocemos nuestra área de acción y es entonces cuando el dicho “conócete a ti mismo” alcanza su máximo esplendor.

Bankia tenía que ser rescatada

La semana pasada, la maltrecha economía española se encontró con una noticia que todavía añade más pesimismo a la de por sí complicada coyuntura económica: Bankia tenía que ser rescatada. Y la importancia del verbo en este caso es vital, porque hablan de tener y no de deber. Al parecer no existe posible debate para elegir entre una u otra opción. Una entidad financiera cuya actividad está puesta muy en duda tiene que ser rescatada por el Pueblo y tiene que hacerse por una sencilla razón: es una entidad sistémica.

¿Qué es una entidad sistémica? Aquellas que se consideran demasiado grandes para quebrar. Aquellas que, en definitiva, ponen en riesgo el Sistema. Y nadie quiere cambiar el Sistema. No, al menos, aquellos que viven mejor gracias a él y que, por desgracia, son los únicos que tienen la capacidad para cambiarlo. El botón de reset sistémico está bajo custodia de aquellos que viven gracias al sistema actual. Nos encerraron en una cárcel y lanzaron las llaves al mar.

Comparto con vosotros una reflexión que aparece en la serie Fringe.

“El arte del ajedrez consiste en saber que pieza es la más valiosa y, en ese preciso momento, estar dispuesto a sacrificarla. En el vacío creado por la pérdida de lo más preciado, las oportunidades abundan, se maximiza el poder y el deseo se convierte en destino”.

¿Qué es lo más valioso de este Sistema? ¿Por qué se ha originado la mayor crisis económica de la historia? ¿Dónde se encuentran los límites del ser humano para ser capaces de vivir en una sociedad justa e igual para todos? ¿Dónde se encuentra el miedo y la resistencia al cambio? ¿Somos capaces de vivir sin alguien o algo que nos ha acompañado durante toda nuestra vida? ¿Ha resistido la humanidad a la existencia de cualquier algo o alguien?

No doy respuestas, sólo con que muchos de nosotros reflexionemos en torno a estas preguntas ya habremos alcanzado un punto de partida donde comenzar.

Imagen| Ajedrez

En QAH| El Sistema

Gerar Moreno Escrito por el may 15 2012. Archivado bajo Reflexiones & Coaching.





  • http://www.linkedin.com/in/msilnie Marina

    El día que uno adquiere plena conciencia de que “nada es imprescindible” llega a ser verdaderamente libre. Me ha encantado esta reflexión, la comparto al 100%.

  • Karebu

    Fantástico artículo, mi más sincera enhorabuena.

  • Bosco_89

    impresionante

dontknow

Acceder |