Cultura y Sociedad, Historia 


N. Kruschev, el momento álgido de la URSS.

 

A lo largo de la historia de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) ha habido numerosos dirigentes políticos con perspectivas diferentes. El más famoso de todos, es sin duda J. Stalin. Sin embargo no se puede despreciar la capacidad de los demás dirigentes: N. Kruschev, L. Breznev, Y. Andropov, K. Chernenko y M. Gorbachov, por poner varios ejemplos. En este artículo se tratará la política soviética en el periodo de N. Kruschev, sus conflictos y sus avances económicos.

kruschev1

N. Kruschev elevó a la URSS en el panorama internacional.

N. Kruschev, nació cerca de Ucrania en el año 1894 y falleció en Moscú en 1971. Creció en una familia campesina hasta que en 1909 pasó a trabajar en el sector minero.  A partir de 1918 se trasladó al mundo político, formando parte del Partido Comunista. Durante la Segunda Guerra Mundial fue Comisario del Ejército Rojo, donde tuvo una actuación destacada, como ejemplo se puede citar la batalla de Estalingrado y la liberación de Kiev.

Su llegada al poder como máximo dirigente soviético fue una gran jugada maestra, supo desestabilizar a sus oponentes para situarse como líder, ya que sus rivales tenían mucho más poder que él en el Partido. Sus rivales políticos eran: Malenkov, Beria, Molotov y Bulganin. La estrategia de Kruschev fue exponer en las reuniones del Comité que las propuestas políticas de sus rivales eran antiestalinistas, de esta manera, el Partido como el pueblo no apoyaría a estos dirigentes.

Así pues, en 1955 se convirtió en el líder de la URSS. En el XX Congreso del PCUS, expuso un discurso, llamado el Discurso Secreto, en el que revolucionó las bases políticas del país, ya que codenó publicamente a Stalin y su gobierno del terror, por eso su mandato político se conoce popularmente como la desastinilización. Con esta frase se podría resumir su política interior:

“Es aquí que Stalin demostró en una gran serie de casos su intolerancia, su brutalidad y su abuso de poder… a menudo eligió el camino de la represión y la aniquilación física, no sólo contra los enemigos reales, sino también contra las personas que no habían cometido ningún crimen contra el partido o el Gobierno soviético.”

A partir de aquí, transcurrieron las manifestaciones contra Kruschev en Georgia, donde nació J. Stalin repudiando la política e ideología del nuevo líder comunista. A pesar de las manifestaciones y ostentaciones de regeneración política, no cambió fundamentalmente las bases de la sociedad y la economía soviética.

Al adentrarnos en su política económica, destacan dos puntos: por un lado la conquista de tierras vírgenes (Asia Central y Siberia) para la agricultura y la transformación del sistema de la maquinaria productiva. Durante su mandato, la producción agrícola tuvo dos momentos: un crecimiento agrícola y ganadero, para acabar arruinada años más tarde por una terrible sequia, dejando a la URSS en estado crítico, viendose obligada a comprar alimentos al mundo capitalista.

La crisis de los misiles de Cuba fue uno de los momentos mas álgidos de la Guerra Fria.

La crisis de los misiles de Cuba fue uno de los momentos mas álgidos de la Guerra Fria.

En la política exterior, el periodo de Kruschev se conoce por tres acontecimientos: La crisis de los misiles de Cuba, la construcción del muro de Berlín y la revolución húngara. El más llamativo y conocido fue el caso de los misiles de Cuba ocurrido en 1962. Tras el fracaso de la invasión de Bahía de Cochinos por parte de los EEUU, Cuba se hace aliado de la URSS, entre otros acuerdos comerciales y políticos,  se decide colocar misiles en la isla caribeña para preservar su independencia, frente a la amenaza que significaba los Estados Unidos para el régimen de Fidel Castro. Como respuesta EEUU coloc aa su vez misiles en Turquía, amenzando directamente el territorio nacional soviético. El fin llegó cuando la URSS propuso que retiraría los misiles si EEUU no volvería a invadir Cuba.

La crisis de Berlín (1961) se desarrolla cuando los trabajadores de la RDA se trasladaban en masa al sector occidental, así pues, Kruschev hace levantar un muro de cinco metros de altura que separe la ciudad oriental de la occidental, este muro se convirtió en el símbolo de la divisón europea entre dos sistemas economicos y sociales. Finalmente en noviembre de 1989 sería derribado, siendo fiel reflejo del fin de la separación europea. En Hungria,  el líder maguiar Imre Nagy se puso al frente de la revolución húngara,  cuya idea era la proclamación de la neutralidad de Hungría y su abandono del recién creado Pacto de Varsovia. Antes este hecho y por mandato de Kruschev, el Ejército Rojo invadió el país, para conservar la unidad del bloque comunista a sangre y fuego.

El mandato de Kruschev terminó en 1964  destituido de forma poco ortodoxa por el Comité Central del Partido, a los siete años falleció en Moscú. Le sustituyó la vertiente más conservadora del Partido Comunista, liderada por L. Brezhnev, que gobernó hasta los años ochenta.

 

Vía| Biografia de N. Kruschev

Más información| Memorias, el ultimo estamento,  N. Kruschev, Editorial Euros, Madrid.

Imagen |N.  Kruschev, Crisis de los misiles de Cuba

En QAH| La batalla de Estalingrado

 

RELACIONADOS