Patrimonio 


La muralla de Ávila como paradigma de accesibilidad patrimonial

Ávila es en la actualidad uno de los destinos de interior con mayor afluencia turística, hecho que se debe principalmente a la confluencia de unos recursos monumentales altamente atractivos, una historia multicultural y rica, unas tradiciones consolidadas, y por supuesto, a la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985, e integración en el Red de Juderías Española en 2008. Sin embargo, esta ciudad de origen medieval se ha configurado en los últimos años como un enclave de referencia internacional en materia de accesibilidad turística, al desarrollar una oferta inclusiva que permite disfrutar y experimentar la urbe en igualdad de oportunidades, potenciando el “Turismo para todos”. Avalan esta condición premios tan ilustres como el CERMI, el Reina Sofía o haber sido declarada la primera “Ciudad Europea de la Accesibilidad” (2011). Este enorme valor añadido se integra en todo el patrimonio que acoge, siendo sus ciclópeas murallas el mejor ejemplo de ello, y el objeto de atención en el presente artículo.

Panorámica nocturna de las murallas de Ávila.

La tradición popular nos cuenta como en la Edad Media, dos maestres de la geometría dirigieron la construcción de la muralla por un total de 9 años. Sin embargo, como toda leyenda, alberga escasa verosimilitud, ya que los indicios arqueológicos dejan entrever que pudo existir una más temprana, mucho más rústica y con menos calidad defensiva, desde época romana, aunque este hecho sigue sin confirmación oficial.

Hay que remontarse a la plenitud del Medievo (s. XII), para situarnos en el contexto que gestó esta fortificación tal y como la conocemos en la actualidad. Con un perímetro de 2,5 km, 88 torreones, 2500 almenas, 9 puertas y una media de 12 metros de altura, fue erigida como consecuencia de la amenaza musulmana en estos lares, la inestabilidad latente en los reinos castellano-leoneses, su necesaria existencia para alcanzar el estatus de ciudad, así como la seguridad y refugio que suponía su presencia. Se empezó a construir desde la vertiente oriental, para continuar por la septentrional y culminar en los flancos oeste y sur, alternando piedras de diversos tamaños de granito pardo y gris. Estas labores vieron nacer una espléndida infraestructura románica de estilo europeo, que fue reformada y restaurada con el devenir de los siglos, siendo en 1987 su intervención más significativa.

Tramo accesible de la muralla.

Tramo accesible de la muralla.

Su adaptación accesible es, por el contrario, completamente contemporánea. Comprende un tramo del adarve que tiene como zona de acceso la llamada “Puerta del Puente”, todo ello mediante tres rampas consecutivas o un ascensor que desemboca al finalizar la última de ellas. Este recorrido, inaugurado en 2008, tiene unos 100 metros y permite la visita de personas con algún tipo de diversidad funcional física, especialmente las usuarias de silla de ruedas (para lo que el Centro de visitantes dispone de servicio de préstamos en caso de necesidad).

Ejemplo de audio-signo-guía

Ejemplo de vídeo-signo-guía

Junto a esta medida se integran otras que intentan potenciar una experiencia turístico-patrimonial igualitaria y complementar esta visita accesible. Por un lado, se ofrece un servicio de vídeo-signoguías en la entrada del monumento, que facilita la realización de la visita de forma autónoma a personas con cualquier diversidad funcional auditiva. Estos dispositivos no son más que una adaptación de las tradicionales audioguías, que cuentan además con la lengua de signos española e internacional, y un discurso adaptado para los más pequeños.

Los folletos de lectura fácil son otro tipo de recursos que utilizan para dar a conocer su muralla a personas con algún tipo de diversidad funcional intelectual o usuarios con deficiencias o dificultades para la lectura. Básicamente albergan la estructura de un folleto clásico, pero con multitud de ilustraciones con colores llamativos, letras grandes y un vocabulario sencillo y claro, siempre con el objetivo de captar la atención del lector.

Específicamente para personas con diversidad funcional visual, se han creado maquetas tiflológicas que representan las diferentes puertas que integran la muralla. Se trata de reconstrucciones en miniatura, hechas en bronce o en madera, que se encuentran situadas en el Centro de Visitantes de la ciudad (también altamente accesible). Permiten a la persona conocer las diversas partes de la fortificación a través del sentido del tacto, apoyándose en un cuadernillo en braille donde se desarrolla el contenido histórico.

Maqueta tiflológica de Ávila.

Finalmente, hay que añadirle la existencia de un punto de información interactivo en la Puerta del Puente, proporcionando información en texto escrito en varios idiomas, ampliación de caracteres, fotografías y pantalla táctil, de cara a facilitar aún más el acceso al conocimiento del patrimonio. Además, todo visitante que acredite cualquier tipo de diversidad funcional en la taquilla, tiene asegurada la entrada gratuita.

Las implicaciones sociales que se desprenden de este tipo de medidas han convertido esta joya medieval en un ejemplo a seguir, concienciando acerca de la necesidad de adaptar el patrimonio que nos rodea para que todos podamos conocerlo, siempre, por supuesto, teniendo muy presentes los parámetros de conservación. La repercusión de este tipo de medidas tiene ventajas innumerables, aportando calidad y sostenibilidad al patrimonio adaptado, y potenciando la inclusividad social; lo que permite su buen posicionamiento en el mercado turístico, al apoyar una iniciativa que, dejando de lado la segregación, está pensada para todos de forma equitativa.

Entrada accesible

Vía| Ávila Turismo, Murallas de Ávila

Más información| Arteguías

Imagen| Panorámica nocturna del recinto amuralladoTramo accesible de la murallaEjemplo de vídeo-signo-guía, Maqueta tiflológica de la murallaAcceso Accesible

En QAH| ¿Qué debe tener una ciudad para ser Patrimonio de la Humanidad?, Patrimonio Mundial en España: ¿Qué es y cómo protegerlo?

RELACIONADOS