Jurídico 


Mujeres 5€, hombres 10€, ¿discriminación en la discoteca?

Sábado noche, has terminado de tomarte unas copas con tus amigos en una concurrida calle de tu ciudad y decidís, puede que animados por dichas copas, ir a la discoteca de moda que, curiosamente se encuentra a 10 minutos andando. Por el camino un amigo dice, ¿hoy era gratis la entrada no?, a lo que tu amiga, que se lleva muy bien con el relaciones de la puerta te responde, “¡no! hoy son las mujeres a 5€ y los hombres a 10€”. Uno de los amigos muy dado a los debates empieza a quejarse de la discriminación para entrar y tener que pagar 5€ más.

Llega el momento de entrar cuando el portero le pone el brazo en medio del camino, como si la barrera del parking del Corte Inglés se tratara a tu amiga que iba primera: “son 5€ chicas”, ellas entran cuando a los chicos los dejan esperando un tiempo en la puerta hasta que les dice toscamente “10€”. El amigo fan del debate se queja y recibe la respuesta estandar: “si no te parece justo te largas”. Finalmente entran, pagando sus 10€ con su copa, al igual que la entrada de las chicas, pero por 5€ más.  discoteca

Esta situación te sonará si eres chico y tienes entre 18 y 35 años, pues es una práctica común en las discotecas españoles, sobre todo en la temporada estival. Bien en Aragón, la asociación de Consumidores ya tomó nota de esta posible discriminación. En la comunidad norteña no sólo se daba el caso antes descrito, sino que las mujeres entraban gratis mientras los hombres debían pagar las entradas.

Esto nos puede recordar a los seguros de los coches, hace apenas 2 años las mujeres pagaban menos por el seguro de los coches porque “conducían de forma mas segura, y tenían menos accidentes” y será verdad, pero no creo que todos los hombres tengan mas accidentes que todas las mujeres, yo aún no tuve ninguno, y no creo ser el único. Esta práctica de las aseguradores fue declarada ilegal por el Tribunal Europeo de Justicia, a lo que el catedrático de Derecho Constitucional Marc Carrillo añadió:

“Constituye una discriminación cuando dos personas se encuentran ante una situación de hecho igual y reciben un tratamiento jurídico diferente. El principio de igualdad indica que a situación de hecho igual el tratamiento jurídico ha de ser igual”

Entendiendo una situación de hecho igual cuando ambos están conduciendo, es la misma acción, conducir. Podemos, pues extrapolar la acción de conducir a la acción de entrar en la discotecas, ambos hacen los mismo, entran en la discoteca, no existe diferencia alguna en el hecho, pero si en el tratamiento jurídico, una no paga o paga poco y el otro paga o paga mucho.

Las discotecas se defienden alegando que los hombres consumen mas y las mujeres menos, por ello pagan menos, pero como las discotecas no son barras libres sino que cada uno consume lo que paga, ese argumento esta falto de peso, ya que la entrada sólo sirve para acceder al local no para consumir en su interior, volvemos a “el hecho idéntico”.

Entonces, existe discriminación de sexo en las discotecas por cobrar menos a las mujeres que a los hombres, aparentemente parece que si, pero lo cierto es que en nuestro país la legislación sobre igualdad se caracteriza, como otras muchas normas, por su vacío funcional, donde la mayoría de los artículos comienzan por “se acuerda…” sin que tenga un contenido de fondo real.

La Orden PRE/525/2005, de 7 de marzo, por la que se da publicidad al Acuerdo de Consejo de Ministros por el que se adoptan medidas para favorecer la igualdad entre mujeres y hombres, es un claro ejemplo de ello, una orden limitada a crear órganos o a dar publicidad acuerdos, ese Consejo de Ministros no estuvo muy fino.

Vía| ElPaís

Imagen| OpenFoto

RELACIONADOS