Historia 


Mohamed Bouazizi y el amanecer de la Primavera Árabe

Tal día como hoy de 2010 tuvo lugar uno de los acontecimientos más importantes de lo que llevamos de siglo. Se trata del inicio de la denominada Primavera Árabe, cuando Mohamed Bouazizi se prendió fuego en la localidad tunecina de Sidi Bouzid.

Mohamed Bouazizi tenía 26 años, era vendedor ambulante de verduras aunque había estudiado estudios superiores de informática. El joven se prendió fuego ante el ayuntamiento de su pueblo en un gesto desesperado por recuperar su puesto ambulante –requisado por la policía-, la única fuente de ingresos con la que podía ayudar a subsistir a su familia. La rabia y la frustración de verlo desaparecer ante sus ojos le empujaron a este martirio público con un resultado sin precedente en Túnez.

tunez-manifestacion

Manifestación por las calles de Túnez

Este hecho tuvo una amplia repercusión internacional. Las nuevas tecnologías como internet y las redes sociales ayudaron a evitar la censura y difundir la noticia a escala mundial. Desgraciadamente, el 4 de enero de 2011 Bouazizi fallece en el hospital a causa de las quemaduras, y el pueblo tunecino se hecha a la calle en señal de recuerdo al joven y en protesta al gobierno del país. Mohamed Bouazizi se convierte en un símbolo de la lucha contra el gobierno, el pueblo expresa su malestar causado por la elevación de los precios de los alimentos básicos, por la corrupción política y policial, las injusticias sociales y las escasas perspectivas económicas –hay que recordar que en 2011 Túnez ocupa el puesto 81 del IDH (Índice de Desarrollo Humano) y el 198 por su PIB, mientras que el 3,8% de su población se encontraba por debajo del umbral de la pobreza, con una elevada tasa de paro sobre todo entre los jóvenes.

PhotoProtesterIsThePersonOfYear_ Time

El manifestante, personaje del año 2011 según la revista Time

La represión a estas manifestaciones ordenada por presidente Ben Ali fue tremenda, se estima que se saldó con la muerte de sesenta y seis manifestantes. Las manifestaciones populares y la contestación gubernamental a las mismas exaltaron los ánimos en los países vecinos, que se veían reflejados en la situación tunecina. Las revueltas muy  pronto se propagaron por países como Argelia, Líbia, Egipto o Yemen. La Primavera Árabe había comenzado.

Las manifestaciones en los países árabes de 2010 y 2011 lograron acabar con numerosas dictaduras e intentar consolidar la democracia en dicha región. Los resultados  de estas manifestaciones no han sido los deseados ya que han sumido a muchos pueblos en guerras civiles causando innumerables víctimas y sólo el tiempo nos dirá si en ellos se consolida la democracia en estos países.

 

Vía| El País

Más información| Time, En Portada, RTVE

Imagen| Kabobfest, CNN, Time

En QAH| Política exterior de la UE y la Primavera ÁrabeEs Twitter, no la Primavera Turca

RELACIONADOS