Salud y Deporte 


Mitos y leyendas en Fisioterapia

GetAttachment Excálibur fue extraída de la piedra por aquel muchacho menudo y falto de fuerza bruta en medio de aquel lago.

Teseo salvó a la dulce Ariadna del terrible Minotauro.

El ser humano ha utilizado los relatos para generar y mantener enseñanzas a través de la historia. Los mitos son, como su etimología nos muestra, cuentos, protagonizados por seres extraordinarios. Las leyendas en cambio, más populares, son versiones de un mismo hecho fantástico, o algo más verídico. En ambos casos suelen tener un claro objetivo; la transmisión de conocimientos o mensajes de aprendizaje social.

Cuando los pacientes acuden a consulta, muchas veces esperan encontrar al inesperado Arturo, o al valiente Teseo para que los rescaten de su terrible “Piedra o Minotauro”, es decir, de su dolencia o problema de salud.

Los fisioterapeutas, como profesionales de la ciencia, no creemos en la magia y las supersticiones dentro del nuestro entorno clínico profesional. En esta ocasión quisiera que reflexionásemos sobre los siguientes dos conceptos (y no sólo entre profesionales, sino con nuestra gran variedad de lectores).

Los roles:  papel que adopta  cada persona en una interrelación, como ocurre en la clínica entre paciente y sanitario.

Y el locus de control : de dónde procede, dónde se origina la resolución de los problemas a los que te enfrentas; es decir, si el paciente tiene un locus externo vendrá a “que se le cure”, en cambio un locus de control interno se traduce en que nuestro paciente tomará la iniciativa a la hora de establecer, junto con las recomendaciones del fisioterapeuta, los objetivos y las estrategias en el manejo de su problema de salud.

Mucha gente acude a la consulta de fisioterapia pensando o queriendo que nosotros les salvemos, cuando en realidad, los fisioterapeutas somos el hilo de Ariadna que guía al paciente, y es el paciente el verdadero Teseo de la historia. Somos el Merlín ( que no era un mago sino un científico incomprendido en su época) que no ayuda al  pequeño Arturo, nuestro paciente, a sostener entre sus manos y extraer a Excálibur, sino que le ofrece la barca, los remos y la seguridad para creer en sí mismo.

En mi opinión, en el relato del manejo de un problema de salud, el paciente es el ser extraordinario.

Y en el contexto de la Alianza terapéutica, el paciente debe tomar un rol activo, controlando su propio destino, de la mano del fisioterapeuta que le indique dónde encontrar su espada.

¿Qué opináis?

Imagen| de la autora

Más información| Soy Paciente de Samu

RELACIONADOS