Cine y Series 


Mitad hombre, mitad máquina

Corre el año 2028 y el conglomerado multinacional OmniCorp está en el centro de la tecnología robótica. Sus “drones” ganan guerras a favor de Estados Unidos en todo el mundo y ahora quiere que esa tecnología también se aplique en el ámbito nacional. Alex Murphy (Kinnaman) buen marido y padre, es además un gran policía que se esfuerza al máximo por acabar con la ola de crimen y corrupción de Detroit. Después de ser críticamente herido durante el cumplimiento de su deber, OmniCorp utiliza su gran conocimiento de la ciencia robótica para salvar la vida de Alex. Y el policía vuelve a las calles de su amada ciudad con nuevos e increíbles poderes, pero también con problemas a los que un hombre corriente jamás ha tenido que enfrentarse antes.

Mitad hombre, mitad máquina

Mitad hombre, mitad máquina

Robocop (2014), dirigida por el portugués José Padilha (Tropa de élite), es el remake del clásico de ciencia ficción de 1987 “Robocop”, de Paul Verhoeven. Es una película con secuencias de acción con un aire cercano al documental que las dota de enorme realismo y que no pretende exhibir demasiado la sofisticada técnica de que dispone, si no que el cineasta la pone al servicio de la narración, y logra resultados impactantes, especialmente en la secuencia –posiblemente la mejor del film– en la que el protagonista se enfrenta a lo que queda de humano en él, después de que le retiren la parte robótica.

El guionista Josh Zetumer introduce numerosas diferencias menores con el original (se desplaza en moto, tiene un compañero masculino, etc.), y algunas significativas como una mayor presencia de la esposa y el hijo del protagonista, lo que contribuye a humanizarle.

Pero el mayor acierto del libreto de RoboCop, de José Padilha consiste en actualizar la trama, aportando elementos para la reflexión de temas candentes, por ejemplo con los paralelismos de la trama con el uso militar de drones y máquinas. También reabre el debate de la renuncia a la libertad en beneficio de la seguridad, habla de la esencia del ser humano, y reivindica la necesidad de que sean las personas las que tomen las decisiones. Además, mantiene cuestiones ya presentes en el original, como la corrupción, y la avaricia que puede llevar por el mal camino a las grandes corporaciones.

El sueco Joel Kinnaman, conocido por The Killing, realiza un notable trabajo en el rol principal. No es el único acierto total del reparto, que cuenta como inventor de RoboCop con un eficaz Gary Oldman que en los últimos tiempos se ha propuesto demostrar que también puede interpretar a personajes honestos, el siempre inquietante Jackie Earle Haley en el papel de uno de los villanos, una Abbie Cornish estupenda como desconsolada esposa, y unos exagerados pero bien elegidos Samuel L. Jackson –un locutor televisivo– y Michael Keaton –el CEO de la megacorporación–.

En definitiva, una película entretenida, impactante y muy recomendable para pasar un buen rato. Además, es un remake que supera a la película original, al contrario que muchos remakes (exceptuando “El cabo del miedo”, “Primera plana” y “Un gángster para un milagro” entre un par de decenas como mucho).

Tráiler de Robocop de José Padilha

Vía| DeCine21, Jose María Alarcón

Imagen| Robocop

Vídeo| Youtube: Robocop – Trailer final en español (HD)

RELACIONADOS