Especial El Bosco, Patrimonio 


Mesa de los Pecados Capitales del Bosco

 

La Mesa de los Pecados Capitales, óleo sobre tabla de madera, 1905-1910.

La Mesa de los Pecados Capitales, óleo sobre tabla de madera, 1505-1510.

La Mesa de los Pecados Capitales es un óleo sobre tabla de madera de chopo, realizado entre 1505 y 1510. Vemos en esta mesa una circunferencia con los siete pecados capitales, con Cristo en el centro simulando la pupila de un ojo, en referencia a qué Dios está observando, y en sus esquinas otros cuatro círculos. Aparece una inscripción que dice:

“Cave cave d[omin]us videt”

“Cuidado, cuidado, Dios está mirando”

Comenzando con el tondo central, se aprecian diversas figuras que representan los pecados capitales:

La ira. Mesa de los Pecados Capitales de El Bosco.

La ira. Mesa de los Pecados Capitales de El Bosco.

Ira. En la escena se puede ver a dos hombres que parecen borrachos peleando frente a una mujer en un exterior. El hombre de la derecha lleva una jarra en la mano, que alude a la bebida y así a la gula. De esta forma, podemos ver que dentro de la escena de ira, se puede aludir con pequeñas cosas a otros pecados.

Soberbia. Se presenta aquí, una dama con un tocado mirándose en un espejo que está sujeto por un diablo. Podría reflejar la avaricia al observar en la estancia tantos elementos de lujo. Es usual utilizar el espejo y  objetos lujosos para representar la soberbia u orgullo.

La Lujuria. Mesa de los Pecados capitales de El Bosco.

La Lujuria. Mesa de los Pecados capitales de El Bosco.

Lujuria. Se representan a dos parejas, una de ellas dentro de una tienda de campaña, acompañados de bufones en el campo. En primer plano aparecen instrumentos musicales que aluden a la pareja de amantes. También podemos ver una mesa con comida y una jarra que alude al pecado de la gula.

Pereza. O acidia se muestra por medio de un hombre dormido frente a la chimenea, junto al perro, en lugar de estar rezando. Aparece al lado una mujer con un rosario que parece una monja. La pereza está mal vista al dejar de lado las oraciones del día.

Gula. Encontramos un conjunto de personas dentro de una estancia, una mujer con un plato, un hombre gordo sentado a la mesa, comiendo y con una jarra de bebida en la mano, junto a éste, un niño regordete con las manos alzadas hacia la jarra y al otro lado de la mesa otro hombre bebiendo de la jarra con aparente ansiedad. El fuego y la olla también hacen referencia a la gula.

Avaricia. Vemos a un juez mediando entre dos hombre y aceptando un soborno. Y otros dos hombres sentados al lado. Se representan en un exterior con árboles y se puede ver una casa o posada al fondo y un perro.

Envidia. Se representa una familia en una casa, con la hija asomada a una ventana, por la cual está siendo cortejada y la pareja que observan deseando el halcón, que muestra un caballero en el exterior de la instancia. Lo mismo se puede ver en los perros, que tienen huesos en el suelo pero prefieren el hueso del hombre que está en la casa. A la derecha, aparece también un hombre que carga una bolsa.

En las esquinas se representan escenas del Apocalipsis que muestran de izquierda a derecha y de arriba abajo, la Muerte, el Juicio Final, el Infierno y la Gloria. El infierno es muy representado en la obra de El Bosco con monstruos y figuras extrañas propias de la iconografía de la Edad Media y sobretodo de este artista.

La representación de la Muerte es la tradicional de la Edad Media con el hombre en la cama rodeado de personajes religiosos. Vemos un ángel en el lado derecho del cabecero de la cama y un diablo a la izquierda. También, aparece un esqueleto como representación de la muerte. Un monje está arrodillado ante el enfermo en la cama con un Cristo crucificado. Fuera de la habitación aparecen dos mujeres sentadas.

A la derecha hallamos el Juicio Final con Cristo en el centro y a cada lado santas y santos y ángeles músicos y en la tierra; se muestra la resurrección de las almas saliendo de las tumbas.

Infierno, Mesa de los Pecados Capitales de El Bosco

Infierno, Mesa de los Pecados Capitales de El Bosco

El Infierno con representación de figuras monstruosas y los diversos castigos que allí se realizan. Estas figuras son las más llamativas y significativas de las obras de El Bosco por su ingenuidad y originalidad.

Y la Gloria con un edificio de apariencia gótica con dorados. Aquí, hallamos a San Pedro dando la bienvenida a las almas que entran al Cielo. Encontramos diversos personajes y en el centro a ángeles músicos.

En la mesa encontramos además dos filacterias, una encima y otra debajo del círculo. En éstas aparecen escritos en latín que pertenecen al Deuteronomio (32, 28-29 y 32, 20), que hacen referencia a lo que puede ocurrir si se llevan a cabo alguno de los pecados.

La filacteria del principio, entre los círculos de la Muerte y el Juicio Final se expresa:

“Gens absq[ue] [con]silio e[st] et sine prudentia // deutro[m]y 32[um]// utina[m] sapere[n]t [et] i[n]telligere[n]t ac novissi[m]a p[ro]videre[n]t”

“Porque son un pueblo que no tiene ninguna comprensión ni visión / si fueran inteligentes entenderían esto y se prepararían para su fin”

La otra filacteria se localiza entre el Infierno y la Gloria y dice:

“Absconda[m] facie[m] mea[m] ab eis: et [con]siderabo novissi[m]a eo[rum]”

“Yo esconderé mi rostro de ellos: y veré cuál será su fin”

En los Comentarios de la Pintura de Felipe de Guevara se hace referencia a que esta obra pufo ser realizada por un discípulo de El Bosco, pero tras unos exámenes y estudios técnicos realizados por el Museo del Prado, se ha confirmado que la obra pertenece al Bosco. Y así había sido considerada por Felipe II que la poseía y la cedió a El Escorial desde 1574 hasta 1936, después se depositó en el Museo del Prado.

A partir de la Mesa de los Pecados Capitales del Bosco, podemos ver una de las representaciones más famosas de estos pecados de la Edad Media, con los rasgos característicos del Bosco como sus personajes infernales y extraños, además del uso de pequeñas figuras dentro de las propias escenas, confiriendo una pintura muy detallada con figuras diminutas dentro de composiciones con figuras de tamaño mayor. Además de incluir en este caso, dentro de un pecado, referencias a otros pecados.

Vía| Museo del PradoComentarios de la pintura, Pecados capitales

Imagen| Mesa de los Pecados CapitalesLujuriaIraInfierno

En QAH| Arranca el Especial ‘El Bosco: V centenario’; Jheronimus van Aken, el origen del Bosco; La exposición del V Centenario; La locura como temática en la obra del Bosco; Religión, reforma y superstición en la obra del Bosco; El Bosco: Visiones del Cielo y el Infierno; Animales, monstruos y criaturas fantásticas en El Bosco; El coleccionismo del Bosco en EspañaTríptico de Santa Wilgefortis; Los monstruos que tiran del Carro de Heno; Curiosidades del pintor maldito.

RELACIONADOS