Economía y Empresa, Marketing 


Merchandising sensorial (II)

En el artículo de hoy abordaremos la segunda parte acerca de merchandising sensorial, que ya comenzamos anteriormente, y en la que, para refrescar un poco la memoria, hablamos de cómo afectaba el ambiente sonoro y los olores de los establecimientos a los comportamientos de compra de los consumidores que pasan por ellos. En este artículo continuaremos analizando otros factores importantes que tienen mucho que ver con la manera de comportarnos cuando acudimos a determinados establecimientos a comprar.

Los colores

Es muy interesante tomar conciencia en que, los colores, son utilizados por los responsables de merchandising, para afectar al estado cognitivo, afectivo y comportamental de las personas que acuden a un punto de venta. Todos los colores tienen un significado en la psicología del consumidor, distinguimos principalmente:
– Colores cálidos; como el rojo, amarillo o naranja, que son los que mayor nivel de activación física genera en el ser humano, contribuyendo a aumentar la presión sanguínea, el ritmo cardíaco  y provocando consecuentemente que el consumidor permanezca un menor tiempo en el punto de venta.

– Colores fríos; al contrario que los colores cálidos, los tonos azules, verdes…provocan que aumente el tiempo de estancia en los establecimientos, y transfieren al consumidor de tranquilidad y calma.

Por lo tanto, podemos concluir afirmando que los objetivos básicos que podemos conseguir jugando con los colores son:
·Captar la atención del consumidor
·Atraer al cliente
·Maximizar el tiempo de permanencia de los clientes en el establecimiento
·Transmitir una imagen congruente con el posicionamiento de la enseña

     Exterior tienda Zara  (tonos fríos)

Exterior tienda Zara

Interior tienda Zara (tonos fríos)

Interior tienda Zara

Tienda tonos cálidos

Tienda tonos cálidos

Como se puede observar en las fotos anteriormente mostradas, las sensaciones que provocan ambos establecimientos son muy distintas, y todo es debido al efecto que los colores provocan en cada uno de nosotros.

Para concluir, es importante destacar que existen otros muchos factores sensoriales que igualmente van a influir en los consumidores en el punto de venta y en el tiempo que permanezcan en el establecimiento. Estos factores son por ejemplo, la iluminación del local, el suelo, el techo, la limpieza o la temperatura del mismo, que al igual que los factores anteriormente vistos, tienen una peso muy importante respecto a los diferentes comportamientos adoptados por los consumidores.

Imagen | Tienda roja, Interior Zara, Exterior Zara

En QAH|  Merchandising Sensorial (Parte I) | ¿Qué me sugiere el olor de este producto? | ¿Qué me sugiere el olor de este producto? (II)

RELACIONADOS